jueves, 25 de mayo de 2017

Series 2017. 9/15. 13 Reasons Why

9/15. 13 Reasons Why

Queridos (hace tiempo no nos veíamos ah?). Como es costumbre en las entradas de series, lo primero es dejar la advertencia que en determinado momento esta entrada se va a llenar de spoilers de la serie de Netflix 13 Reasons Why. Aunque en el primer episodio (y aunque no lo hayan visto es algo que se cacha porque ha sido bien comentado) se sabe que Hanna Baker se suicida, si hay cosas que podrían no querer saber de antemano… por ejemplo cualquiera de las 13 reasons why. Por eso, si no han visto la serie aún, pueden leer con confianza la primera parte de la entrada porque será solo de comentario general, y cuando les avise, salen por la ventana porque comienzan los spoilers. Eso.

Confieso que me demoré caleta en ver “13 Reasons Why”. Digamos que fueron como un mes y medio para ver 13 miserables capítulos de una hora cada uno, que en cualquier otra serie me habría visto con bastante más rapidez.

Y el resumen de lo que tengo que decir, que posteriormente iré deshilachando, es que me parece que las intenciones de “13 Reasons Why” y algunas de sus ejecuciones son más nobles que maquiavélicas. Si creo que les interesaba mostrar el tema no solo de suicidio sino del bullying en los colegios de Estados Unidos, y que quieren sinceramente que quede claro que para muchos chicos ir al colegio es una pesadilla. También creo que quisieron hacer algo medianamente distinto a otras series o películas de tipo adolescente (con resultados variables) y que consideran que la temática vale la pena de ser tocada.

No creo que nunca hayan tenido la idea de ser sensacionalistas, de hecho creo que lo buscaron. Me los imagino pensando que con este tipo de tema la romperían y serían comentados en cientos de redes sociales, y no creo que eso sea malo per se, sobre todo porque siento cierta responsabilidad por parte de la serie en no ser tan morbosa sino que fidedigna a un concepto.

A pesar de todo esto, sin embargo, mi principal problema con la serie (y tengo más de uno) es bien simple y no está necesariamente relacionado con el tema que trata, sino que con la ejecución y es que LA ENCONTRÉ ENFERMA DE LATERA.

Muy, pero muy, latera.

En mi opinión perfectamente pudo llamarse 6 Reasons Why y habríamos entendido lo mismo, o podrían haber juntado las 13 razones en 2 por episodio de modo de ir avanzando más rápido. Porque lo que ocurre en los episodios entre el 3 y el 8 al menos es siempre lo mismo. Con distintos personajes y con distintas circunstancias, pero lo mismo. Si, el mundo se portaba pésimo con Hannah Baker y eso actuó de manera sinérgica hasta que finalmente al unirse con otros hechos (ya bastante más terribles) la empujaron al suicidio.

El problema más allá de la lata en sí misma, es que la repetición constante, la pena inacabable, la victimización eterna hizo que perdiera simpatía por los personajes. En ningún momento es suficiente para que no lamentes el final (que desde un principio sabías iba a venir), ni para que no encontrara que cada hecho en sí mismo es digno de discutirse ni analizarse, pero al venir un episodio después de otro con la misma temática, llegó un momento que dije (en voz alta, lo prometo) “¿Como esta galla va a tener tanta mala suerte tan seguido por la chita?” porque en el fondo eso es lo que le pasa. Todas las personas que conoce le juegan malas pasadas. Todas menos uno, probablemente, que no tuvo valor para jugársela por ella, pero la timidez y la sensación de rechazo es difícilmente algo por lo que puedas apuntar al dedo de manera negativa a muchos.

Porque Hanna no era la típica chica que nos han mostrado tantas películas que es constantemente molestada en los pasillos, con la que nadie habla y con serias dificultades ya no para hacer amigos sino que simplemente para entablar una conversación, era una chica que la conversación se le daba fácil, simpática y buena para reír. Supongo que la idea de la serie era mostrar que no necesariamente tienes que ser el estereotipo de desadaptado que tantas veces nos ha mostrado Hollywood para ser el que recibe el bullying (y en eso la serie hace un muy buen trabajo), pero también es cierto que llega un momento en que uno se pregunta ¿Cómo es posible que a esta loca le pasen tantas cosas malas? ¿Y tan seguido? ¿Cómo es que no tuvo NI UN día bueno en que llegó feliz a la casa?

Probablemente los tuvo, pero para fines de la serie y el final de esta, estos días no importan, no tienen por qué estar en las cintas porque no son una de las 13 Reasons Why. Sin embargo habrían hecho la experiencia mucho más llevadera y por qué no decirlo, auténtica.

Al menos para mí.

Ya amigos, este es el momento en que comienzan los spoilers, así que si no han visto la serie aún, puede que sea buena idea dejar de leer. Si no, sigan no más.

Sé que para muchos 13 Reasons Why es una muy buena serie, de hecho ha recibido una crítica bastante buena, y en general la no tan buena no tiene que ver con mi problema de haberla encontrado atrozmente aburrida, sino con la necesidad o no de haber puesto el suicidio de Hanna en pantalla. Personalmente no creo que sea un error, sobre todo porque el asunto es bastante avisado, se ponen advertencias y bueno, si estás viendo una serie acerca de una chica que se suicidó, es bien probable que en algún momento veas el momento del suicidio. Con eso no tengo problemas.

Como ya les dije, para mí la serie tiene mejores intenciones que contenido real, y lo más curioso es que al contrario de otras tantas ocasiones, el problema no son las ideas ni los guiones, sino que la ejecución básica de la serie (en otras palabras quiero decir que me aburrí).

Pensándolo con detenimiento, en parte puede ser el hecho de que este tema, en mi opinión, ya ha sido tratado de mejor manera (desde el punto de vista de la calidad de la serie) en incontables películas desde los años 80 a esta parte, e incluso por series. Cabros Verónica Mars (por decir algo) lo pasó pésimo en el colegio por razones bastante parecidas a las de Hanna Baker (ambas fueron violadas), pero probablemente por un asunto de personalidad sus caminos fueron distintos.

Y por otra parte, y aquí es un asunto meramente personal y que no puedo extrapolar a nadie y que no juzgo en nadie si es que funcionó de manera distinta, puede ser que parte de mi aburrimiento y mi blanqueo constante de ojos al ver la serie tuviera que ver con la casi nula identificación que tuve con los personajes. Peor aún cuando en muchas partes leí cosas del tipo “todos lo pasamos mal en el colegio” (aclarando por cierto que algunas de las cosas que le pasan a Hanna van bastante más allá de “pasarlo mal”). La verdad es que yo lo pasé bastante bien. En términos generales no tuve mayores problemas de adolescente (con padres que tienen algo más de cachativa de la que tienen TODOS los padres en esta serie porque de verdad no agarran una), y tuve la buena suerte de haber contado con buenos y muy buenos amigas y amigos.

No sé si soy una afortunada, o los que no tuvieron esa experiencia son excepciones, no es el momento de verlo, el tema es que en el caso de la serie, es tanto lo malo que le ocurre a Hanna que es apabullante y como sabemos, la vida está llena de grises.

Pensamientos Random (creo que es más fácil seguir así porque sino esto puede extenderse mucho)

-Creo que un punto que puede causar complicaciones al momento de ver 13 Reasons Why es el hecho de que Hanna culpe a otros de su destino. No quiero decir que en algún punto ella sea la culpable (porque además basta de culpar a las víctimas por lo que les pasa), pero sí creo que la serie aunque trata de en algunos momentos mostrar que la vida de uno mismo es responsabilidad de quien la lleva, no lo hace con suficiente fuerza. Y por no hacerlo, puede que en algunos momentos Hanna pase de ser el sujeto en conflicto por quien debemos sentir compasión y un deseo abrumador de ayudar a sentirla como una persona más sedienta de venganza que de consuelo. Distinto habría sido que dentro de sus mensajes estuviera un “sean diferentes entre ustedes a como fueron conmigo” (cosa que si hace Clay en algún momento), pero en realidad 13 reasons why en su base, trata de cómo una Hanna culpa a 13 personas de una decisión que en la última instancia, cuando estaba en la tina con agua, era solamente suya.

-Unido a lo anterior está la pregunta que al final queda un poco sin respuesta ¿Qué buscaba exactamente Hanna al dejar las cintas? ¿Qué los que ella apuntaba con el dedo se sintieran mal? ¿Qué recibieran algún tipo de castigo? Porque si es así, eso encaja más con una suerte de Villano que visita desde el más allá (y que le resta simpatía al personaje principal). ¿Qué se hiciera justicia contra Bryce que violó no a una sino a dos chicas? (en cuyo caso no tiene sentido todos los otros que estaban en las cintas). ¿Causar alboroto no más?

-Al final de la serie, sabemos que Alex intenta suicidarse. ¿A qué va esto entonces? ¿A decirnos que Hanna es tan culpable como los 13 otros que culpó por causar el suicidio de un compañero? A lo que voy es que la serie, poco a poco, parece perder compasión por su protagonista y al final, no nos deja más opción que juzgarla como inevitablemente juzgamos al resto.

-Lo que si me gustó mucho de la serie (que hacia el final se pierde en menos de acontecimientos mayores), es la idea de que muchas veces pequeños actos significan grandes cosas. Porque claro, en las primeras cintas, en esas ocasiones en que Hanna se peleó con Jess, por ejemplo, se podría haber dicho “Que le pone color la loca, si es una pelea de amigas no más”, pero lo cierto es que son la suma de muchos actos los que finalmente la hacen desbordarse. Habría sido mejor aún, si la serie hubiera encontrado la forma de decir que los pequeños actos de gentileza, tienen el mismo, sino mayor efecto.

-Ya lo comenté antes pero voy a volver sobre esto ¿Qué onda todos los padres y adultos en general en esta serie? ¿Cómo no van a cachar NADA de lo que pasa con sus hijos y los niños y adolescentes que tienen a cargo? La mamá de Clay empieza al final a darse cuenta que algo raro pasa con su hijo (porque no le quedaba otra), pero de lo que me acuerdo vendría a ser el único adulto que en algún momento se da cuenta que algo pasa. Que se le prende una voz de alerta. Ni en el colegio, ni en las casas los adultos parecen saber qué pasa con sus hijos. Entiendo que es una edad difícil la adolescencia (para la mayoría al menos) y entiendo que con la tecnología de hoy puede ser más difícil que antes seguir la pista de lo que hacen tus hijos… pero amigos, en teoría han vivido toda la vida con estos cabros. ¿Cómo van a estar TAN perdidos?

-Ni siquiera me den cuerda con el tipo que hace de “Consejero escolar” Acá en Chile no sé si ya existe ese puesto, pero cuando yo iba en el colegio creo que lo más parecido era el Orientador (era más académico pero también servía para cuando querías hablar de la vida). El tema es que loco más inútil. Para ser absolutamente franca, no sé si podría haber hecho algo más por Hanna, o si la conversación que tuvo fue completamente equivocada (personalmente creo que habría intentado con algo más de vigor que Hanna contara quien la había violado, le habría ofrecido ayuda psicológica, acompañamiento, etc), pero creo que el “Supéralo” fue de las cosas más WTF que vi en la serie.

-No he dicho nada al respecto pero los actores en general están muy bien. Dada la temática de la serie, puede que algunos sean algo unidimensionales (onda Bryce etc), pero en general todos los cabros se sienten como adolescentes de verdad (aunque bastante más grandes que 14 o 15 años).

Otras cosas para finalizar.

-La Banda sonora de la serie está…. Ok. A muchos les ha gustado muchísimo pero para mí está ok. O sea no desentona con la serie. No está ni de cerca en el top 3 de las bandas sonoras de este año en series, pero mal no está tampoco.

-La serie está basada en una novela (me enteré hace poco) y de acuerdo a lo que he leído si bien son muy parecidas, la novela tiene mayor profundidad en los sentimientos de Hanna y no tanto en los deseos de venganza de esta (o deseos aparentes). No es una lectura que me interese hacer, pero por si a alguien le interesa, me cuenta después que tal.

-Ya fue confirmado que habrá una temporada dos de 13 Reasons Why y solo se me ocurre que tratará acerca de todo lo que sucede después de que se conozcan las cintas. ¿Habrá juicios? ¿Se enterará todo el colegio? ¿Se salva Alex? La verdad no tengo idea y tendría que hacerme las ganas de verla. La cosa es que además se confirmó que Hanna será parte de esta segunda temporada y me causó algo de risa imaginarla como fantasma.

-No hay alivio cómico en esta serie. Prácticamente no lo hay y es algo que le hace mucha falta y algo que los gringos en general manejan muy bien.

-¿Cacharon que el cabro medio chiflado que saca fotos (¿Tyler? No me acuerdo del nombre) tiene un baúl con una escopeta y municiones y tal? ¿Será que la próxima temporada será una especie de Bowling for Liberty HighSchool? La cosa es que si a Hanna le hacían bullying, Tyler le pelea (si es que no le gana) el primer lugar en esa categoría.

-¿Justin se fue y no regresará? No es mucho aporte, cierto, pero en una segunda temporada tiene cosas que decir.


Bueno eso no más. Nos vemos después de otra serie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario