domingo, 23 de abril de 2017

Películas 2017. 35/100. The Great Wall

35/100. The Great Wall

Cuando leí de que se trataba, mas o menos The Great Wall entre otras cosas salía que aparecían unos "seres mitológicos tipo lagartos" (o algo parecido) que querían atacar a China. Con eso me quedó claro que no era para esperar una película que sea un mar de seriedad... o al menos que nos iba a ser no sé, una de esas memorables chinas que te dejan pensando. Me preparé para ver cine de pura entretención, y la verdad, amigos, tan mal no me fue.

Porque la verdad, con esa descripción que les puse ¿que más esperaban?. Comprendo a los críticos que la encontraron mala por fome y a momentos muy cursi (yo en lo personal no la encontré fome aunque eso es altamente subjetivo, pero si tiene mucha cursilería y frase AY PARFAVAR), pero hay otros que decían que no es profunda, ni bla. No sé si alguna vez tuvo la intención de serlo, aunque comprendo la decepción porque al cachar que era una película de Zhang Yimou, y que era el mayor presupuesto de una película hecha en China, podría haberse esperado un poco más.

Pero no es tan terrible

En lo personal, para mi fue una película que cumple con muchas características para ser película de domingo por la tarde. Con harta acción, monstruos horribles que a veces son tan horribles que da risa (loco, tenían los ojos en los hombros... como una no se va a reír de eso?), Matt Damon haciendo de Matt Damon a ratos con un acento muy raro (que también da risa), algunos efectos muy buenos y a veces hasta hermosos, y que dura 100 minutos o por ahí. Osea una película que puedes disfrutar sin necesidad de tener prestar atención extrema, tomando bebida. O lo que sea que a ustedes les guste tomar.

O tomando nada porque basta de asociar el cine a comer y tomar cosas. Se puede disfrutar una película sin necesidad de estar masticando algo, ¿saben?

No hay mucho de donde quejarse.

PS: Si puse el poster en chino porque lo encontré bonito. 

jueves, 20 de abril de 2017

Películas 2017. 34/100. The most hated woman in America

34/100. The most hated woman in America

Me tincó ver esta película (de Netflix) porque pensé que la historia era digna de ser vista, en un tema más que interesante.
Trata acerca de una mujer, Madalyn Murray O'Hare, que decide demandar al colegio público donde va su hijo, porque lo obligaban a rezar todos los días en la mañana (rezo católico). Y gana, por lo que no solo esa escuela, sino que todas las escuelas públicas tienen prohibido realizar no solo el rezo católico, sino que cuaquier tipo de culto de modo obligatorio. En otras palabras, Madalyn, en parte logró separar la Iglesia del Estado. Y no hace mucho tiempo.

A partir de esto (y otras cruzadas en las que batalló y la fundación de la sociedad atea de america.. que debería ser de Estados Unidos) fue tal la conmoción que causó en una población mayoritariamente religiosa, que ella misma se autodenominó "La mujer más odiada de América"

Suena interesante ¿no?. La cosa es que la película, a pesar de contar con una muy buena actuación de Melissa Leo que pareciera que es capaz de llevarse el mundo por delante (y probablemente lo sea), se cae en cuanto a guión y a edición porque está armada de manera.... curiosa. Hace que pierdas interés inexplicablemente. 

Y es una real pena, porque plantea una discusión más que llamativa, sobre todo desde el momento (al menos en un inicio) en que Madalyn plantea que no es que esté en contra de la religión, sino que cree que los estados deben ser laicos, y que las personas que son religiosas o comparten un credo estan en su perfecto derecho de hacerlo, pero eso no significa que el resto tenga que llevarles el amén, ni mucho menos que las políticas públicas deban estar hechas a su medida, ya que de ese modo no son representativas de todos necesariamente.

Una lata que no haya sido mejor.

miércoles, 19 de abril de 2017

Series 2017. 8/15. The Fall

8/15. The Fall

Queridos todos, nuevamente les advierto que en esta entrada de la estupenda serie The Fall habrán muchos spoilers de la misma (incluyendo la temporada y episodio final), pero estos aparecerán más o menos a la mitad de la entrada, por lo que antes pueden leer con toda confianza, por ejemplo si quieren saber que tal es la serie. Eso no más.

Ya se los dije antes, pero nunca está demás repetir. The Fall es una estupenda serie (y está en Netflix así que mucho amor). Confieso que la tercera y última temporada tuvo partes que me parecieron demás, un pelín excesivas y otras WTF, pero no es el momento de discutir eso porque aún estamos en el momento Spoiler Free, así que lo dejaremos para más adelante.

Vamos por partes.

The Fall es una serie que consta de 3 temporadas, la primera y la segunda de 4 episodios y la tercera de 6 (lo cual es muy bueno porque dura lo justo. De hecho yo hasta la 3era temporada la habría hecho de 4, pero es un detalle), y trata acerca de un asesino en serie “El estrangulador de Belfast” quien, en algún momento y por distintas circunstancias, pasa de ser cazador a cazado y de regreso (o sea los papeles se van invirtiendo a cada rato). Uno de los factores que hace que este asesino no siempre las tenga consigo, es que para perseguirlo se designa a una policía que le hace más que el contrapeso.

La serie está producida y en parte realizada por el mismo equipo que hacía Prime Suspect, esa serie fabulosa con Helen Mirren, y en donde el protagónico, al igual como es el caso de esta serie, es un rol femenino de mucha fuerza. Lejos de doncellas en peligro, pero tampoco mujeres impenetrables (aunque en el caso de Gibson, la protagonista de The Fall, es difícil romper el cascarón. Les concedo eso).

Como pueden ver, en el papel, The Fall podría ser “otra serie de policías y asesinos” (que de eso tenemos harto en TV, cine y literatura), pero no lo es porque a la serie le interesan más los personajes que los sucesos. Entonces, bajo ese prisma, The Fall se preocupa mucho más de tratar de mostrar que un tipo que se dedica a estrangular mujeres puede ser a la vez un buen padre y un esposo cariñoso, y que una mujer puede ser sexualmente activa sin que exista amor de por medio y eso no la degrada de ninguna forma, por ejemplo, ni le resta inteligencia o la hace menos frente a los compañeros hombres. Y que no todos los hombres se sienten amenazados por este tipo de mujeres (solo algunos), y que las mujeres pueden ser solidarias entre ellas (de hecho lo somos generalmente)

A The Fall no le interesa la sangre por la sangre (aunque hay suficiente), ni la muerte por la muerte (aunque hay bastante), le interesa meter el dedo en esa llaga eterna que son las heridas de la mente humana, y lo hace muy bien.

Por otra parte, y aunque no es muy común, The Fall tiene una característica curiosa de encontrar luego de tantas cosas que hemos visto en los distintos medios por los que consumimos entretención, y es que es una serie “intimidante”. Durante toda la serie (en serio toda) hay una sensación constante de que hay peligro en alguna parte. Muchas veces no se sabe exactamente cuál es el peligro (porque la serie no es extremadamente obvia), que es lo que puede pasar, ni qué es lo que tememos, pero lo tememos. Supongo que tiene que ver con la atmósfera que logran crear.

Por último, como es de esperar en una serie que resulta ser tan buena, sus protagonistas hacen un muy buen trabajo. En algún momento, sentí que a Gillian Anderson le estaban pidiendo hacer a Dana Scully pero no es así. Si bien hay hartas cosas parecidas, como la fachada externa de mujer fría, por ejemplo, Stella Gibson tiene una profundidad psicológica que Scully no tenía. Además, desde el punto de vista de la interpretación, me gustó mucho el manejo de la voz que hace Gillian Anderson, porque le da matices distintos pero muy sutiles al personaje. Por su parte Jaime Dornan hace un muy buen papel de Paul Spector, con lo que se puede hacer con un personaje que gran parte de la serie se dedica a estar en silencio y… mirar. “Brooding” es la palabra que usan en inglés para explicarlo (me perdonan la siutiquería). Lo importante es que en los momentos en que tiene que demostrar sentimientos es absolutamente convincente. Tanto si es ira u odio descontrolado, como cuando es un amor profundo (por ejemplo con la hija).

Al final The Fall es una serie que trata de las miserias humanas. Y probablemente por eso nos atraiga tanto.

Ahora empiezan los Spoilers y es importante que lo tengan claro porque en este caso son de esos spoilers que te pueden arruinar la serie.

Como les dije en el inicio, creo que lo más fuerte que tiene The Fall son las dos primeras temporadas. De alguna forma sentí que la temporada 3 fue un poco forzada y que se hizo tratando de cerrar la serie, pero con una presión que no existía en las temporadas anteriores.

Así es como llegamos a lo que a mí me gusta llamar “La trama de novela Mexicana” (con todo respeto amigos mexicanos que puedan pasar por aquí. El referirme a novela mexicana es porque son un referente). ¿Qué es eso de la pérdida de memoria de Paul Spector por el amor de Jebús? Estoy segura, pero segurísima que hay maneras más inteligentes de resolver el tema que querían poner, y de hacernos recordar que había pasado en las temporadas anteriores.

Dicho esto, creo que a pesar de lo burdo que pueda ser el recurso de la amnesia de todas formas al final la serie lo usa de la mejor manera posible y abre interrogantes que permiten que el público se involucre con la serie, cosa que no es tan fácil de lograr hoy en día.

La pregunta que inevitablemente nace en todos los que ya terminamos de ver la serie es “¿Paul perdió la memoria después de que le dispararan o no?” No queda totalmente claro, pero ambas opciones (el sí y el no) funcionan a las mil maravillas desde el punto de vista del suicidio de Paul Spector.

Porque si de verdad perdió la memoria, y por lo tanto al despertar después de haber sido operado se entera que no es el tipo cuasi normal con un pasado negro, sino que es un asesino en serie, el suicidio se puede ver como una salida y un castigo a sí mismo (de la misma forma que creo en parte el asesinato al tipo que lo ayudó en la clínica también es una suerte de castigo más que utilitarismo). Un castigo al monstruo que se dedicó a eliminar mujeres y que el mismo reconoció que era.

Si era un invento y en realidad nunca perdió la memoria, como pensaba una parte importante del personal que lo trataba (y yo… un poco), el suicidio sin duda que es un escape, pero no necesariamente de prisión, es un escape de sí mismo y de la vida sin vida que le esperaba en el futuro. Pero sobre todo, es una aceptación de que perdió la partida con Gibson. The Fall presenta la interacción de asesino-detective como una relación casi íntima, en donde ambos aceptan que al final de todo uno de los dos va a ganar y otro va a perder. No hay posibilidad de empate en este tipo de cosas. Y Paul, luego de haber intentado hacerse pasar por amnésico, se da cuenta que no logra engañar a Gibson, por lo cual no solo pierde el control en la sala de interrogatorios, sino que decide que es tiempo de desaparecer finalmente.

La escena del suicidio es una de las que mejor ejemplifica esto de que la serie es intimidante. Porque hasta que el tipo comienza a ahorcarse en el baño, todo el rato me tuvo pensando que el plan era para escapar, y no para matarse (que en el fondo es un escape). Es un final amargo en cierto modo. Para nosotros y para Gibson, sin duda. Pero también es cierto que es un final merecido y que sin duda pone un atajo a todas las opciones de poder volver en una temporada 4.

The Fall sin duda aprendió de sus errores.

Pensamientos Random y otras cosas.

-Una de las cosas que más me interesaron de Paul Spector como personaje, es que para él, el mundo es un ámbito completamente femenino. Su vida está absolutamente determinada por sus relaciones con mujeres y por eso probablemente las convierte en su objeto de odio (a las que mata) pero también son su objeto de fascinación y de amor más profundo. Así su relación con la hija es mucho más profunda de lo que es con su hijo. En cierto modo, Paul solo ve a las mujeres como sus pares y los hombres en realidad son como unos entes que pasan cerca de él, pero no tiene relaciones especiales con ningún hombre en realidad. Su infancia está determinada por el suicidio de su madre, su locura la expresa asesinando a mujeres, ama (a su modo) a su esposa, adora a su hija, está obsesionado  con Gibson, y una vez con “amnesia” con la única que establece un vínculo más o menos cariñoso es con la enfermera. Paul Spector está fascinado con las mujeres, y las mujeres también se fascinan con él.

-Stella Gibson es sin duda también un personaje fascinante aunque de cierto modo la serie tuvo que sacrificar nuestro conocimiento de ella a favor de mostrarnos a más de Spector, situación con la que estoy de acuerdo. De todas formas, creo que la escena en que estaba con Katie Benedetto mientras Paul se suicidaba fue una ventana a su corazón (que cursi, yo sé) y fue lo suficientemente amplia para poder ver en profundidad lo complejo que es la teoría del personaje.

-Y ya que estamos hablando de Katie Benedetto, ME CARGO ESE PERSONAJE y estuve gran parte de la serie preguntándome por qué teníamos que perder el tiempo viéndola. Es la última escena con Gibson la que le da algo de razón a su existencia y además sirve para comprender el hecho de que Paul Spector era de estos personajes que simplemente pudren todo a su alrededor. Katie es una víctima incidental. De todas formas es un personaje profundamente molesto que espero poder olvidar rápidamente.

-Qué maravilla fue poder ver una serie filmada íntegramente en Belfast y con una parte importante del reparto irlandés. Es mi creencia que parte importante de lo osom de la serie está dada por la mirada que un equipo irlandés pueda haberle dado a una historia que en un inicio puede haberse visto simplona. Aplausos para ustedes.

-Fue un SUPER lío el ver las temporadas tan separadas como las vi yo. No fue tan complicado entre la primera y segunda temporada pero si entre la segunda y tercera. La segunda temporada la vi a finales del 2015 y esta tercera en abril de 2017, entonces pasaron casi un año y medio y realmente fue muy pero muy difícil intentar acordarme de quien era quien, que había pasado, etc. La serie se hace cargo en parte de esto y lanza algunos ayuda-memoria, pero aún así la cosa es muy complicada. No sé cómo fue para ustedes.

Bye bye, The Fall. Serás extrañada con cariño.


lunes, 17 de abril de 2017

Películas 2017. 33/100. La Reina de España

33/100. La Reina de España

Lo más triste que tiene La Reina de España, es que se gastaron la plata que no hay en España para hacerla, y que juntaron un elenco de primera para una película que .. no es de primera.

Y no es que la película sea mala exactamente, pero el tema es que no es buena, y debió ser buena. Mi sensación es que algo pasó con la edición y la dirección, y que definitivamente el guión no era tan bueno como pensamos que podía ser.

Lo chistoso, es que en algún momento previo a la película como que pensé que era histórica, pero nada que ver... o no como pensé que sería. La Reina de España se ambienta en la España franquista de 1950, en donde se filma una película acerca de Isabel la Católica.. y de ahí el nombre.

Todos los actores hacen lo que pueden, a ellos no se les puede cargar este muerto, porque el principal problema es que la película, que es en esencia una comedia, parece ser como un parchado de sketch y gags del tipo programa de humor de los 80-90. ¿Se ríe uno? claro que si, pero son momentos y no es que la película en si misma sea lo que se llama graciosa.

Por ultimo algo pasa con la comedia española que tiende a repetir sus personajes. Ya soy capaz de numerarlos. De todas formas es un pecado perdonable si uno considera que en general la idiosincracia de los países hace que haya personajes (sobre todo los humorísticos) que se repiten.

Una pena. Pudo haber sido mejor. Mucho Mejor

Películas 2017. 32/100. El ciudadano Ilustre

32/100. El Ciudadano Ilustre

Qué película tan “nuestra” es El ciudadano Ilustre. Así como otras películas Argentinas han logrado captar para el mundo, pero sobre todo para nosotros, lo que es alma de Latinoamérica (como por ejemplo la escena del estadio de El Secreto de sus Ojos que fue imposible de recrear con los gringos porque es simplemente muy nuestra), El ciudadano Ilustre capta el alma, el corazón y parte de la esencia de los pueblos latinoamericanos (o al menos del cono sur).

La película trata de un escritor argentino que ha ganado el premio Nobel, y que vive en Barcelona hace 40 años. Y debido al premio que ha ganado, lo invitan a recibir un reconocimiento a su pueblo natal en Argentina y, contra todo pronóstico, el tipo va a recibirlo.

Principalmente la película es una comedia negra, podría decirse. De hecho tiene partes que son muy, pero muy chistosas (o al menos yo me reí a carcajadas que puede no ser lo mismo que ser divertida, porque a veces una se ríe de cada cosa). Pero lo principal, es que es muy fácil identificar a todos pero todos los personajes que aparecen en el pueblo. No en las grandes ciudades, sino que en los pueblos. Los personajes buenos y los no tan buenos.

Las actuaciones están muy bien, lo cual se hace patente en lo fácil que es ver a gente que uno conoce en los personajes. Sobre todo es fácil identificar en uno mismo el mismo hastío de algunos personajes, la desesperación y lo pueblerino que todos llevamos dentro.

Muy buena. Buena, buena.


jueves, 13 de abril de 2017

Series 2017. 7/15. Homeland (Temporada 6)

7/15. Homeland (Temporada 6)

Estimados todos, como siempre, vaya la advertencia de que en la siguiente entrada encontrarán muchos spoilers de la sexta temporada de Homeland. Se mantiene la idea de que primero será un comentario general “apto para todo público”, y luego, cuando les avise, comienza la spoilitud (palabra inventada por mi). Ya saben ya.

No es que yo les quiera traer malos recuerdos a vuestras memorias, amigos, ¿pero se acuerdan de lo mal que lo pasamos viendo la temporada 3 de Homeland? No voy a ser desagradecida y a decir que fue todo una lata, pero de todas las temporadas es probablemente la más débil. Ni siquiera la dramática muerte de Brody (si, spoiler pero oye si están leyendo la entrada de la 6 temporada es que hace rato que ya pasaron por eso) me puede hacer superar el trauma de las escenas de la hija (¿Dana se llamaba o na que ver?). Que lesera más soporífera.

Y cuando terminó esa temporada, ya sin Brody, varios pensamos que tal vez era el momento de dejar ir a Homeland, porque ¿qué más podía entregar?… Por otra parte, sin embargo, Carrie era (es) tan, pero tan buen personaje, que había cierta tristeza en que acabara sus días serieísticos en una temporada que simplemente no le hacía justicia. Así que decidimos perseverar ¿cierto, amigos? Y así llegó la temporada 4 y ¡Oh!, Homeland logró sobrevivir sin Brody, un poco maltrecha por momentos, y con algunos pasos en falso, pero sobrevivió con toda dignidad. Y con la temporada cinco logramos olvidar (casi completamente a Brody) y dijimos “¡¡Wow, Homeland volvió for real!!”, pero al final Carrie deja la CIA (FOREVER) y entonces volvimos a preguntarnos “¿Puede Homeland sobrevivir sin Carrie en la CIA?”. Lo que en el fondo quiere decir, ¿Puede Homeland sobrevivir sin Crazy Carrie?

Si, amigos. No solo Homeland sobrevive sin Crazy Carrie, sino que además la sexta temporada quedó Osom. Así es, Homeland, cuan Ave Fénix logró hacer una muy, pero muy buena temporada.

Probablemente  esta sea una de las series que ha logrado una de las re-invenciones más notables ever, lo cual en parte se debe a la capacidad de los guionistas de aceptar a tiempo las cosas que no van funcionando y tener la voluntad para cambiarlas. Incluso dentro de una misma temporada, hay giros que quiebran tanto la historia, que es como que a uno le llegue un puñetazo.

Te deja totalmente desorientado.

No es que esto sea sin costos, en todo caso. Sin duda que ese tipo de decisiones hace que existan varios momentos en Homeland en donde a uno no le quedan claras las cosas y donde se requieren más explicaciones (WTF por doquier). Sin embargo el vértigo que tiene la serie en ciertas secuencias, hacen que todo (o casi todo) valga la pena.

Y también como he dicho muchas veces (sobre todo en los recap de Homeland que hice hasta parte de la temporada pasada pero que no me dio el tiempo ni las ganas para esta temporada) Homeland tiene una tremenda fortaleza en sus personajes… En Carrie para ser más exactos.

A estas alturas, no sé si exista alguien que dude de la tremenda calidad de Claire Danes como actriz, en específico en el rol de Carrie. Ya es tanto lo que la ha interpretado, que ella y Carrie son básicamente dos personas que ocupan un mismo cuerpo. Carrie es más que un personaje de ficción, de alguna manera se apoderó de parte de lo que es Claire Danes.  Sobre todo me gustó mucho, pero mucho, que al contrario de todas las otras temporadas, en esta no apareció Crazy Carrie… con Carrie, así a secas nos bastó… y sobró.

Me gustó que no apareciera Crazy Carrie porque en parte Homeland siempre hizo descansar su dramatismo y parte no menor de su tensión en el trastorno bipolar de su protagonista (sobre todo por lo bien que Claire Danes lograba interpretar la enfermedad y las posibilidades que ofrece dramáticamente), por eso, fue un muy grato descubrimiento (aunque no necesariamente sorpresa) el constatar que para Carrie la vida común es igual de difícil que para el resto de nosotros (que obviamente no es tan común porque ¿cuántos de nosotros tenemos acceso a andar tomando el té con el presidente de la república?). Sobre todo me gustó que por una vez sea Carrie la voz de la razón y de la cordura en muchas de las situaciones límites en las que está envuelta.

Peter Quinn es otro gran personaje. Tan buen personaje y de tal importancia en la serie (de ahí veremos más pero por ahora no habrán spoilers), que para la nueva temporada de premios a Rupert Friend será presentado a competir como actor principal, y no como actor de reparto (no sé cómo le vaya eso sí porque amigo, la competencia es harta).

Es curioso Quinn, porque es un personaje roto. Un tipo que eligió una vida difícil y no convencional, y en cierto punto sintió que esa vida por la que entregó todo voluntariamente lo traicionó. Y lo más interesante lo llenó de limitaciones. Por eso en la temporada 4 decide no quedarse con Carrie, a pesar de que por una vez se presentaban las condiciones para que estuvieran juntos. Porque Carrie no merecía, en su mente, un tipo quebrado por la vida y por sus experiencias (más allá que ella, hasta ese momento, también era una persona incompleta y podrían haberse ayudado mutuamente). En esta temporada Quinn está sumido en un pozo profundo que parece ser un viaje sin retorno, y Friend hace todo lo que puede por expresar a veces solo con gestos la profunda desesperación y resignación de su personaje.

Y por último los personajes secundarios (y no tanto), Saul, Dar Adal, la presidenta Keane, Max y tantos otros que hacen que cualquier flaqueza que tenga la serie, a veces, pasen por alto. Puede que a veces existan debiliades (las hay, de hecho) pero el solo gusto de ver las interacciones de tan osom personajes, hacen que una vuelva a la serie.

Yo al menos espero con muchas ganas la temporada 7… y la 8.

Ahora vienen caleta, caleta, caleta de spoilers de la temporada 6 de Homeland. Si aún no la ves, o no la terminas de ver, vuelve más rato. No es que nos vayamos a ninguna parte.

Tiene muchas cosas geniales y dignas de comentar esta temporada de Homeland, que ya comentaremos más tarde, pero hay un punto (que puede que hicieran muchos de ustedes y no solo yo) que no solo involucra esta temporada, sino que varias de las anteriores, que quiero comentar.

Voy a tratar de poner en palabras algo que me ha dado vueltas desde que terminó el último episodio de la temporada y son los paralelismos entre el inicio de Brody en la serie, y el final de Carrie en esta última temporada. Y ese paralelismo lo hago con el tema de la traición de la patria. DE LA patria y no A la patria. A lo que voy es que en la primera temporada (y bueno en la segunda en rigor también), Brody es un tipo que se siente profundamente traicionado por su país, porque los ideales y los valores que lo inspiraron en algún momento se vieron destruidos por su país durante la guerra. En el final de la temporada 6 de Homeland, Carrie mira al capitolio con la misma sensación de traición de su país (representado en la presidenta), por quien ha arriesgado y perdido más que cualquier otra persona, y que ahora toma el camino que ella cree es el incorrecto (por no decir también injusto y desastroso).

El tema es que, en el caso de Brody, aquella traición generó una decepción tan profunda (junto con la angustia de haber estado secuestrado en otro país, la amistad con el “enemigo”, y el drama psicológico por el que pasa) que lo lleva a tomar el camino de hacerse enemigo de su país, convirtiéndose en terrorista. Que finalmente regrese de ese camino es tema aparte, la cosa es que en el momento de decidir cómo responder a la traición, Brody tomó un camino no solo combativo, sino que abiertamente antagonista.

¿Cómo será la reacción de Carrie frente a esta misma disyuntiva? ¿Y el de Saul? Porque ya sabemos que hay personajes como Dar Adal que terminó en prisión por haber conspirado para hacer caer la imagen de la presidenta (¿les suena conocido eso?), que están dispuestos a tomar medidas extremas por lo que creen que es correcto, sin embargo Saul siempre ha sido del bando de ir con más calma (lo que no quiere decir menos determinación), y Carrie siempre ha sabido a lo que se enfrenta. Puede que no sepa qué camino tomar, y que muchas veces se salte ciertas reflexiones éticas, pero siempre tiene claro el norte de por qué hace las cosas que hace.

¿Cómo reaccionarán entonces cuando el enemigo ahora está en casa? ¿Cuándo el enemigo es a quien juraron proteger? ¿Podrán contar con alguien que los ayude? ¿Queda alguien? ¿Tendrán ganas de dar la pelea?

Habrá que esperar para saber no más pues. Así es la vida del que ve series.

Una eterna espera.

Muchas cosas más que pondré en estilo de listado porque es más fácil para todos. Para mí al menos. Je.

-Homeland tiene la virtud (crédito nuevamente a los guionistas) de moverse en temáticas que son siempre actuales y contingentes. En el caso de esta temporada, el tema principal es como el miedo y la paranoia hace que tomemos decisiones que finalmente, casi siempre, son las equivocadas. A lo largo de toda la temporada tanto Dar Adal como el compadre del programa que se daba por internet (O’Keefe), hacen una serie de cosas y crean una cantidad de conspiraciones porque temen a la presidenta electa. Temen a ella, a sus ideas y  sus ideales. Temen por sus trabajos, por sus vidas y como el supuesto “aire fresco” que Keane lleva a la Casa Blanca afectará todo lo que les es conocido. Quinn, también por su paranoia, pierde a una gran amiga, a quien quería y lo quería realmente y que probablemente habría sido la única que podría haberlo sacado a flote. Por último, y probablemente lo más importante para la temporada que viene, Keane cae presa de su propia paranoia, gatillada por el atentado contra su vida, lo cual la hace traicionar sus valores e ideales y comenzar una caza de brujas que solo puede terminar de mala manera.

Lo más terrible del miedo y la desconfianza, que se vio en todos los casos que mencioné anteriormente, es que te impide pedir ayuda. Con alguien al lado que te apoye el miedo comienza a diluirse o al menos a hacerse soportable, pero la desconfianza hace que no se acuda a nadie, y eso al final lanza a los personajes por una cuesta. Por eso es tan decidora la imagen de Keane encerrada en su oficina mientras Carrie le suplica que reconsidere desde afuera. Porque está sola, y a oscuras. Porque no confía en nadie.

-Es triste que haya muerto Peter Quinn. Es muy triste porque era un aliado formidable para Carrie y porque los corazones de abuelita en algún momento pensamos que podía resultar algo entre ellos. Que tal vez se sanarían mutuamente. Pero en el fondo sabíamos que tal como pasó con Brody en su momento, Quinn debía morir. Tanto porque quebrado como estaba tarde o temprano iba a ser una debilidad para su bando, como porque desde el punto de vista de la serie era difícil justificar que nuevamente se salvara y nuevamente apareciera en una siguiente temporada. Pero eso no quita que nos doliera verlo partir. Soy consciente que la serie quiso darle el final más honorable posible, entregando su vida por salvar a Carrie y a la Presidenta, pero algo no terminó de convencerme. No de la muerte en si misma sino del “duelo” Cierto es que fue emocionante cuando Carrie encuentra su foto entre las cosas que había dejado, pero por otra parte, en las últimas secuencias pasaron tantas cosas que como que nos olvidamos del pobre Peter. O puede que sean mañas mías.

-¿Se han dado cuenta que Carrie tiene una suerte de maldición estilo Batman? En mi cabeza, Batman siempre ha sido como el “héroe maldito”, el que ha tenido que pagar el vencer a sus enemigos con su propia felicidad. Con Carrie me da una impresión parecida. Al final, Carrie vence, sale victoriosa (bueno no contemos los últimos minutos del último episodio y demos el beneficio de la duda a la siguiente temporada), pero el costo personal de cada una de sus victorias es gigante. Pierde a Brody que ha sido su gran amor, perdió al compadre del que era pareja en Berlín (de quien obviamente no me acuerdo el nombre), ahora perdió a Quinn, no estuvo cuando murió su padre, hasta ha perdido (de alguna manera) su relación con Franny. Todo por ser quien es. Por la vida que ella ha querido tener y porque vencer en el juego que ella juega tiene costos asociados muy grandes (y de manera retroactiva porque en rigor ella nisiquiera ya está en la CIA). Triste ¿no?

-Otro tema importante que trataron de manera precisa, es el de las redes sociales y los de las “personas falsas” que circulan por las redes. ¿Estamos todos seguros de que todas las personas con las que hablamos son verdaderas? ¿Ah? No es por volverlos paranoicos a ustedes ahora, para nada, creo que el punto que quiere hacer la serie, es como la redes sociales pueden pintar una imagen de realidad totalmente distorsionada de lo que pasa en el día a día. Si no pregúntenle a un candidato a presidente de acá de Chile que en Twitter ganaba y al final sacó 1%

-Considerando como se ha estrechado el círculos de amigos de Carrie ¿Cuánto creemos que va a durar Max la próxima temporada? ¿Y qué fue de Virgil el hermano?

-Solo para estar segura, todo el equipo cercano de la Presidenta Keane murió en las explosiones ¿cierto?

-Aaaaah antes de olvidarme. ¿Se acuerdan que en los primeros episodios a Carrie la ayuda un “anónimo” con una conversación telefónica del FBI? ¿Supimos quien era ese anónimo a todo esto? Yo diría que no.

-Y al final como que se desinfló un poco todo el tema del cabro que murió manejando la van que explotó. Al final era ese general el que estaba implicado en eso ¿cierto? Porque confieso que en algunas partes me perdí. Probablemente en esa montaña rusa que fueron los primeros 20 minutos del episodio 12.


¡¡Nos vemos la próxima temporada!!

domingo, 9 de abril de 2017

Películas 2017. 31/100. Beauty and the Beast

31/100. Beauty and the Beast

La versión en "personas" de Beauty and the Beast es muy, pero muy (en serio muy) parecida a la versión de dibujos animados, al contrario de lo que fueron, por ejemplo Cenicienta, The Jungle Book o Maléfica (que en realidad es prácticamente una re-invensión de La Bella Durmiente). Por eso si alguien me preguntara muy seriamente ¿cual fue la idea de hacer esta película? probablemente me quede un rato en silencio y luego responda: "¿ganar plata?"

Y como es tan parecida a la original, es bonita, entretenida y, como Disney nunca se quedará corto en efectos especiales, diseño de producción, maquilaje, vestuario o peluquería, además es preciosa de ver (eso si la Bestia como que en algunos pasajes es too much efecto, sobre todo cuando está al lado de Belle). Para no olvidarme mencionarlo, tiene una de las secuencias de créditos finales más lindas que he visto ultimamente. Realmente hermosa.

Dicho esto, lo cierto es que Emma Watson es muy bonita y Dan Stevens hace lo que puede, pero no vamos a decir que tienen una gran química como pareja. De hecho como pareja de protagonistas aportan bien poco a la película (y apuesto plata a que la voz de Belle cantando no es la de Emma Watson. No naturalmente, al menos). En el caso de ambos uno puede imaginarse a varios otros actores haciendo el mismo papel y tal vez con mayor éxito.

Son los secundarios, como muchas veces, los que vienen al rescate. Luke Evans hace un Gaston detestable como debe ser, y se nota que lo pasó chancho haciéndolo. Y en cuanto a los objetos animados, en general todos aportan la frescura, humor y sentimiento necesario, pero especialmente me gustaron Ian McKellen que logra darle cierta melancolía a su personaje (un reloj melancólico y arisco) y a la siempre osom Emma Thompson, cuya Mrs Potts si bien no hace olvidar a Angela Lansbury, logra un calidez muy hermosa que al final es el mejor homenaje.

Con todo, no está mal la película. Nada para enloquecer, pero está linda. Lo justo.

PS: Esta película tiene probablemente uno de los peores subtítulos que he visto. Pésimos. Imagino que tiene que ver con que al traducir canciones tratan de hacerlas "sonar visiblemente" con rimas pero es un error. Hacen que algunas frases pierdan fuerza o ya definitivamente dicen cosas distintas.

martes, 4 de abril de 2017

Películas 2017. 30/100. Tower

30/100. Tower

"Tower" es un fantástico documental de 92 minutos que retrata "El sitio de la universidad de Texas" cuando un tipo se puso en lo alto de la torre de la universidad y con una serie de rifles comenzó a disparar a cuanta persona pudiera poner en su mira. Es lo que muchos llamas, el primer asesinato masivo de Estados Unidos (16 muertos y 33 heridos si recuerdo bien)

Y probablemente lo más terrible, sea constatar que esto que ocurrió hace más de cincuenta años, podríamos estarlo viendo en cualquier noticiario hoy, mañana o pasado. Porque el mundo lejos de ser menos violento que en esos años, solo está peor. Increíble como un documental de un hecho de hace tanto tiempo sea tan, pero tan actual.

Pero a pesar de esto, a pesar de lo terrible de la historia y del horror que una persona que no ha pasado por una situación así puede solo imaginar, el documental también muestra historias de esperanza que, al final de todo, logran que se pueda dar un suspiro con cierto alivio, ya que si bien es cierto que hay gente capaz de estos crímenes terribles, también es cierto que hay héroes anónimos y accidentales (el único tipo que es verdadero), actos de una bondad increíble, y con un desinterés y generosidad que te hace sentir ganas de llorar.

Por si fuera poco, técnicamente, Tower es tremendamente original. La recreación de los hechos y en realidad prácticamente todo el documental, está hecho en forma de animación. Pero no de esa animación con dibujos, sino que con esa técnica en donde se dibuja por sobre un actor. Está muy bien lograda la técnica y hace que un documental que por su crudeza pueda haber sido difícil de ver (más difícil digo), una experiencia más interesante que terrible.

Muy buen documental

(El primero que veo en el año eaeaeaea)

lunes, 3 de abril de 2017

Series 2017. 6/15. Big Little Lies

6/15. Big Little Lies

Amigos, como siempre les digo, atentos a los spoilers que hay de la serie Big Little Lies en la entrada que leerán a continuación. Si no viste esta muy buena serie y no quieres saber nada con anticipación (cosa que recomiendo), puedes leer la primera parte de la entrada en la que solo haré comentarios generales. Luego, cuando lo indique, comenzarán los Spoilers. Choose your destiny

El primer episodio de Big Little Lies se llama “Somebody’s Dead”, y nos muestra que, sin lugar a dudas, alguien murió en circunstancias no naturales, por decirlo de alguna manera. No sabemos quién, ni como. Y a lo largo de toda la temporada, no sabemos quién es quien murió, ni como murió, ni mucho menos quien lo hizo, hasta el último episodio, claro está.

Pero a pesar de esto, a pesar de que en el primer episodio se establece este hilo conductor, Big Little Lies de la última manera que probablemente se podría describir de forma correcta, es como una serie de “asesinatos y misterios” No, no, no. No es de esas series, y yo he visto caleta de esas como para reconocer que esta no lo es. Lo fantástico de Big Little Lies (y eso que tiene muchas cosas geniales que ya vamos a comentar) es que utiliza lo que por cientos de años ha sido utilizado como un bastión por novelas, obras de teatro, óperas, series y películas, como una excusa para mostrar lo que verdaderamente quiere que veamos. Una historia de mujeres, pero no hecha necesariamente solo por mujeres ni donde solo importan las mujeres. Pero es de mujeres.

En estricto rigor, nada (o poco) de lo que muestra Big Little Lies es nuevo. Ni la idea de que las vidas perfectas son en realidad vidas llenas de carencias (por poner un ejemplo recordemos American Beauty), ni la idea de mujeres apoyándose y formando fraternidades en contraposición a otras mujeres (Sex and The City y Desperate Housewives ya llegaron ahí antes), ni que el ser mujer tiene hoy en día costos asociados que no tiene el de ser hombre, ni mucho menos el crimen, ni la envidia, ni los celos. No, no es la originalidad de los temas las que hace de Big Little Lies una excelente serie (¿no les había dicho que era una excelente serie?), sino como tratan los temas, como se monta la tensión, como la serie logra en medio de las tormentas introducir el suficiente humor como para aliviar la carga (hubieron partes en que reconozco me reí a carcajadas), y por cierto, en esta ocasión como nunca, la enorme calidad de sus protagonistas.

¿Por dónde empezar?

Hace tiempo que Reese Witherspoon, a pesar de ser una versión viviente femenina de Dorian Gray, dejó de ser “la niñita de las películas”. Porque más allá de su aparente eterna juventud, ya hace mucho que la vemos en papeles que hacen que se pierdan aquellos roles de hace tanto tiempo, donde era una suerte de damisela en apuros. No es esa chica desde Legalmente Rubia (una de las comedias más osom que hay a mi parecer), y de ahí para adelante en general ha logrado escalar mucho más de lo que ha logrado caer. Ya se ganó un Oscar y hace poco fue nominada para otro. Reese Witherspoon no tiene que darle explicaciones a nadie en la industria del entretenimiento. Por eso produjo una serie basada en un libro que simplemente le gustó mucho. Y además se puso de protagonista. Y SE PASÓ EN LO BUENO DE LA ACTUACIÓN.

Reese Witherspoon no es que interprete a Madeline McKenzie, encontró la forma de transformarse en ella. Sin maquillajes que la desfiguren para que nos olvidemos que hay una actriz detrás, sin cambiar acentos, sin siquiera teñirse el pelo. Tanto quiere Reese a Madeline, que la dejó ocupar su cuerpo por los 7 episodios que dura la serie.

Y Nicole Kidman, por su parte, encontró en Celeste Wright un personaje que por fin la deje demostrar por un periodo largo para que todo el mundo lo vea, lo increíble actriz que siempre ha sido y que sigue siendo. Cierto que ha tenido algunos ranazos a lo largo de su carrera (yo aún no puedo superar lo mala que es The Queen of the Desert), pero también es cierto que para darse costalazos, primero hay que haber tomado el riesgo. Y eso hace Nicole Kidman en Big Little Lies. Toma el riesgo de interpretar a un personaje que fácilmente podría haberse convertido en un depositorio de compasión, pero su arte la convierte en una tipa feroz que vive en un océano de calma que ella misma se ha creado de manera artificial. No hay nada de condescendiente en el rol de Kidman, ni nada de cobardía. Si hay confusión y una emoción desbocada que no es evidente pero que se adivina en cada gesto.

Y la última del trío principal es Shailene Woodley que en el papel podría haber parecido la más débil, no necesariamente por falta de talento sino por estar al lado de dos grandes de la industria, pero lo cierto es que no se achica para nada. Ni Shailene ni Jane (el personaje que interpreta) sabe de temores ni de ceder terreno.

Por último, porque la quiero mucho, menciono a Laura Dern (a quien yo vería en prácticamente cualquier cosa que apareciera. Aunque sea una película muda en donde solo mirara a la cámara). Algo hay que decir acerca de una actriz que logra que un personaje que en papel pueda parecer odioso al final sea entrañable y cercano a punta de guiños humorísticos.

Cuando empecé a ver Big Little Lies, una de las primeras cosas que pensé fue que todo era demasiado lindo. Las casas muy lindas, las mujeres preciosas, los hombres guapos, los niños parecen muñecos, y ese es el primer truco de la serie. Ser tan hermosa que despierte el prejuicio de lo poco natural o común. Pero ese no es problema de la serie, es de quien cae en la trampa.

Porque Big Little Lies no tiene nada de plástico.

Ahora vienen muchos spoilers así que si no quiere saber de antemano que pasó es hora de volar porque casi estoy ahogada de las muchas ganas que tengo de comentar esto.

Yo no sé si estuve poco concentrada a lo largo de toda la serie, o si por fin alcancé un estado de equilibrio tal a la hora de ver Big Little Lies que me vi envuelta totalmente en la historia, que me pilló totalmente desprevenida el desenlace. Y al pillarme desprevenida, creo que lo disfruté mucho más que aquellos que sintieron cierto orgullo al darse cuenta que sus suposiciones y teorías eran ciertas (esta vez como nunca, no leí ninguna teoría ni nada acerca de la serie)

En primer lugar, confieso que para mí nunca fue demasiado tema el ¿Quién murió? De hecho por momentos como que me olvidaba que ese era en teoría el centro de la serie. Para mí, el tema del asesinato era más que nada una excusa para poder mostrar a todos esos personajes secundarios hablando de las vidas de los otros con condescendencia y veneno, lo que al final de cuentas nos ayudaba a crearnos una idea de la atmósfera en la cual se desarrollaba la historia. Porque además, generalmente lo que opinaban los personajes en cuestión, no tenía nada que ver con la realidad.

Por eso el que Perry fuera el muerto, al final no me pareció tan sorprendente como todo lo que rodeó la muerte de Perry. Probablemente, en caso de haber estado buscando teorías y conexiones, podría haber llegado a sospechar que era Perry el que había violado a Jane (y por lo tanto además era el papá de Ziggy que por lo tanto es medio hermano de los gemelos. OH MY GOD), pero la verdad nunca se me cruzó por la cabeza esa posibilidad, por lo tanto el momento en que Madeline y Celeste se dan cuenta (en una de las escenas más osom de decir sin palabras que he visto últimamente. Pero realmente osom) me sentí totalmente en sintonía con ellas. Fue un mazazo en la cabeza (en serio dije algo en voz alta que no logro recordar que era. Estaba concentrado en otra cosa. Pero dejémoslo en que dije “nooooooooooooo”)

Y más aún, por ningún motivo se me podría haber ocurrido ni aunque fuera tratando, que Bonnie sería la que en rigor “lo mataba” empujándolo por las escaleras. Y aquí es donde nuevamente la serie se disocia un poco en los que estaban intentando ver una serie de “crimen”, y los que estábamos viendo “la historia de mujeres”. Porque probablemente para alguien que quería ver la resolución del crimen en sí mismo, el final no es muy satisfactorio. No lo es porque hay pocas explicaciones, porque puede parecer precipitado que la culpable sea Bonnie así como azar, pero para los que vimos las historia de las protagonistas (o al menos para mí) fue de los finales que me han dejado más complacida últimamente.

Porque la forma en que representaron el instinto de ayuda de las mujeres (que es mucho más común de lo que los hombres piensan) fue magnífico. Renata, que si bien ya no se consideraba enemiga pero claramente no era parte del grupo, no duda en sumarse a la tarea de defender a Celeste porque simplemente era lo correcto de hacer. Y Bonnie, que bien podría haber pedido ayuda, o gritar, y que conocía a Celeste de pasada y que no tenía la mejor de las relaciones con Madeline, decide que tiene que ayudar también y carga como un toro sin medir las consecuencias.

Y cuando el crimen ocurre, las otras, las de siempre, defienden a quien vino a salvarlas aunque fuera una outsider. Todas mantienen la misma historia. Perry se cayó, se resbaló y fue a dar al fondo de la escalera. Nadie lo empujó. Obvio que no (la serie hace un hincapié algo gracioso en cuanto a la mente femenina al hacer que la única que dude de una explicación más que razonable sea otra mujer)
¿Qué va a pasar con Big Little Lies? ¿Habrá segunda temporada? Me complica plantearme la pregunta, porque por un lado, efectivamente aún hay mucho paño que se puede cortar en cuanto a la trama, pero por otro, a veces cuando las cosas quedan así de buenas como quedó Big Little Lies, hay que dejarlas ir con una sonrisa y un buen recuerdo.

Pensamientos Random (aún estoy pensando caleta de cosas)

-No es fácil tratar el tema de la violencia intrafamiliar sin caer en clichés y consignas. Creo que Big Little Lies se anota uno de sus puntos más altos en el tratamiento que hace de este tema en la historia de Celeste y Perry. Lo primero que la serie nos deja en claro, es que hay amor entre ellos. Y ese amor es verdadero hasta donde ellos entienden, lo terrible es que también está enfermo y es algo de lo que Celeste y Perry son conscientes, al principio con dudas y posteriormente con certeza. Tanto así que van a una psicóloga (que es un personaje fantástico de la serie y yo amaba todas las escenas en que salía esa comadre) en donde de manera inicial es Celeste la que trata de ocultar la realidad o al menos de restarle importancia, mientras que es Perry quien toma la decisión de dejarlo todo al descubierto. Es él quien inicialmente confiesa que hay violencia física y psicológica en el matrimonio y más aún, tiene alguna claridad de cuál es el problema de él (y es que se siente permanentemente inferior a su esposa). Perry no es completamente un mal tipo. Cuando no está dominado por la violencia es generoso, simpático, adorable y además un excelente padre. Y ese es un punto súper importante porque los maltratadores, en general en el mundo del cine, son presentados como seres detestables que son fácilmente separables del resto de la gente. Perry no es así. Perry es uno de nosotros. Y ahí es donde muchas veces (no siempre y no exclusivamente)  nace el miedo y la indecisión de las mujeres que son violentadas. Miedo que la doctora (que ya dijimos quiero mucho) convierte en palabras en un episodio de manera magistral. ¿Quién me va creer si siempre dije que era un marido ideal? ¿Qué juez me dejará a mis hijos si siempre dije que él era un padre ejemplar? ¿Hasta dónde se aguanta? ¿Cuándo es el momento de escapar? Al final, según entendí, aunque Celeste ya había tomado la decisión, el descubrir que su hijo podría tener la misma personalidad agresiva del padre es lo que la convence que simplemente no puede seguir con Perry. Porque aunque Jane le afirma que los niños crecen o cambian, ella sabe que algunos simplemente no lo hacen.

-Si bien el caso de Celeste era el arco histórico donde la opresión era más notoria y física, sin duda, en general todas las mujeres (las principales me refiero), llevan sus vidas bajo un yugo invisible. Jane con una incertidumbre terrible de no saber si su hijo será igual a su padre, el cual se entremezcla con la rabia de que su Ziggy sea apuntado con el dedo y con ser “la nueva”. Madeline y Renata son la contracara de una moneda en donde una siente que es apuntada con el dedo por ser profesional (y mala madre), y la otra siente que por no trabajar es mirada en menos por el resto del mundo.

-Es bien osom como la serie trata de plantear que los hijos son un reflejo de sus padres, sobre todo en que los niños tienen características bien parecidas a sus mamás y papás. Por si no nos queda claro, en los créditos iniciales, hay un momento en que aparecen los niños en fila bailando a la cámara, y la misma escena se repite al final con sus madres. Pero a pesar de esto, la historia también se encarga de demostrar que un niño es mucho más que la suma de sus padres. Todos tienen la posibilidad de labrar su propio camino.

-¿Les pasó que cuando Perry descubre que Celeste se había comprado un departamento les dio caleta de angustia? A mi sí. De hecho cuando salen juntos para irse a la fiesta estaba súper asustada por Celeste.

-Antes que me olvide, Big Little Lies es hasta el momento, la serie del 2017 que creo tiene la Banda Sonora más osom y la mejor utilización de música. Seguida por Legion y The Young Pope (en ese orden).

-Odié la obra con los títeres esa que estaban montando y probablemente reclamaría todo el rato viéndola. Por otra parte me gustó mucho la fiesta de Audrey y Elvis aunque me hizo pensar ¿Cuánta plata se gasta esta gente que tiene mucho para gastar en leseras como esta?

-Ah, una última cosa. En la novela (que yo no he leído y para que voy a mentirles no crea que lea en el futuro cercano) se explica que Bonnie reacciona con violencia al ver a Perry golpear a Celeste porque ella de niña era golpeada por su padre. Como explicación está bien, pero en lo personal me sigue gustando más la opción de la serie da presentarlo como un acto impulsivo. Porque cuando ves a otro en aprietos, a veces hay que actuar no más. A veces, quien menos te lo esperas, puede ser un héroe.


domingo, 2 de abril de 2017

Películas 2017. 29/100. I, Daniel Blake

29/100. I, Daniel Blake

Tal vez, si I, Daniel Blake tuviera una advertencia acerca de lo difícil que es verla sin conmoverse hasta lo más profundo, no habría tenido un efecto tan devastador en mi.

No es que no haya visto otras películas con esta temática, en donde una persona común y corriente con un problema y/o necesidad específica tiene que enfrentarse con una maquinaria estatal que no escucha, poco amigable, tremendamente burocrática, con cero empatía y que te ve como un número y no como persona. No, no es que no lo haya visto, pero I, Daniel Blake representa este mundo con tal exactitud, y demostrando tanta miseria subyacente, que al final de la película tienes tres opciones (y ninguna otra). Terminar deprimida, indignada o una combinación de ambas.

Principalmente porque una mayoría importante del mundo entiende perfectamente la posición en la que se encuentran los protagonistas. Porque todos hemos tenido que hacer trámites inútiles, porque todos nos hemos encontrado con gente incompetente, porque todos estamos hartos de que siempre que llamamos por teléfono a algún servicio nos conteste una máquina y nos hagan esperar una eternidad, porque no todo el mundo quiere que esté todo "digitalizado".

Al final, todos queremos gritar, patalear y que alguien nos escuche. Nisiquiera esperamos que nos solucionen el problema, pero si que entiendan que está pasando. Por eso la película nos toca una fibra tan profunda. Porque todos podemos relacionarnos con su protagonistas.

Todos somos Daniel Blake.

sábado, 1 de abril de 2017

Series 2017. 5/15. Legion

5/15. Legion

Amigas y amigos, humanos, mutantes o cualquier otro tipo de ser que haya (ya a estas alturas una no sabe con qué puede encontrarse), comenzamos esta entrada de series con la misma advertencia que en las otras. En este comentario hay partes que estarán llenas de Spoilers de la serie Legion. Por eso, si no has visto la serie, puedes leer la primera parte sin problemas ya que ahí solo haré un comentario general “spoiler free”, como para que veas si te tinca o no. Para el resto que ya la vio (o que sin verla no le importan los spoilers), a partir de la señal (me encanta pensar que existe algo como una señal de spoiler tipo Batman) comenzará el comentario lleno de spoilers. You have been warned

Legion es la única serie a la que me he acercado por el “Hype”. Ya saben, los buenos comentarios, la publicidad, las críticas etc, hicieron que dijera “Veamos de que se trata”. No es que con otras series esto de las críticas positivas no haya influido, la cosa es que con Legion prácticamente es lo único que influyó (así de “moda”. Yo sé). Así, cuando me senté a ver el primer episodio prácticamente no tenía idea de qué se trataba, no sabía que la cosa tenía que ver con los X-Men (después me enteré porque duh), y no había ningún actor o actriz o un bosquejo de personaje que me llamara demasiado la atención (porque no sabía que salía Jane Smart que es osom. Saberlo me habría llamado más la atención).

Como diría mi mamá, me senté a ver Legion con lo puesto y sin saber leer ni escribir, y aún estoy en conflicto con mi otro yo en cuanto a qué tan buena decisión sea esa para otra persona con menos paciencia audiovisual que yo (refiriéndome a  que es muy difícil que deje cosas como películas o series a medias. Aunque no me gusten las veo hasta el final solo para darme el lujo de poder pelar con propiedad), porque Legion en sus episodios iniciales es un enredo de proporciones épicas.

Como primera cosa, sospecho que cualquier persona algo más cercana que yo al universo de los X-Men y superhéroes y tales, estará un poco más en su salsa con la serie de lo que estuve yo. No digo que sea necesario saber de qué va exactamente, ni conocer a los personajes previamente (aunque algunas pistas les aseguro que sirven mucho para hacer la experiencia inicial más amigable), pero algo más de cercanía, algo más de química con los temas que la que yo tenía (que era peligrosamente tendiente a cero) puede hacer todo mucho más fácil de seguir…

… pero por otra parte….

… Esa cercanía previa puede que reste parte de la experiencia psicodélica que terminó siendo Legion. Para ser absolutamente franca me tomó cinco episodios de ocho que son en total… (¡¡¡CINCO EPISODIOS!!!) poder ver los créditos finales exclamando “¡Aaaaaah de esto se trata esta lesera!”, y no voy a negar que a lo largo de todos estos episodios (si de estos cinco) hubieron varias ocasiones en la que me dije “Que onda esta cuestión que estoy viendo”. Pero también es cierto que nunca tuve reales ganas de darme por vencida y dejar la serie botada, porque la experiencia de colores, de imágenes, y hasta de sensaciones que la serie me estaba entregando, me dio el suficiente impulso como para quedarme hasta que algo me hiciera click. Y lo hizo (hey no se desanimen, capaz que a ustedes les caiga la piedra en el episodio 2 y su experiencia será más simple).

Curiosamente, eso sí, una vez que entendí de qué se trataba todo realmente (o todo lo real que se puede porque la serie siempre se tuerce y da vueltas en sí misma para confundirte), la trama perdió un poco de su… wooooow. No sé si me explico, pero parte importante de lo que me atrajo de la serie, fue la confusión constante, el caos de la historia, cosa que cuando logras desenredar hace que pierdas cierto gusto, sobre todo en el episodio final que en mi opinión sin ser malo no fue… satisfactorio.

Aferrándonos a lo bueno, el elenco de la serie está muy bien. Muy, muy bien. Tanto que en mi opinión el más débil sin ser en absoluto malo es Dan Stevens. Pasa a veces que los verdaderos sostenedores de las series son los “supporting roles” a los cuales el protagónico da vida. En este sentido no encuentro suficientes palabras para contarles lo extremadamente Osom que esta Aubrey Plaza en Legion. En esta etapa no haré demasiados comentarios porque no quiero spoilearles en lo más mínimo su rol, pero sepan que está de primer nivel.

Pero sobre todo, lo que más me gustó de Legion (y eso que me gustaron hartas cosas y otras no tanto) es la valentía de pensar fuera del molde que se impuso (de manera consciente o no) para las series/películas de súper héroes y hacer algo totalmente distinto. Difícil, provocativo, casi imposible de resumir en palabras (pidan a alguien que les haga un resumen adecuado de la serie y es un enredo) y absolutamente desafiante.

Con esos atributos, no tengo problemas en dejar pasar fallos menores.

No, señor.

Acá es donde comenzarán a haber muchos, pero muchos Spoilers de LEGION. Pero en serio, más que en otras oportunidades y que pesan más que en otras series, así que ya saben, si no quieren cachar, es tiempo de retirarse.

Hay muchas cosas que comentar acerca de Legion y confieso que pasé por muchísimas partes en donde dije “WTF ESTA CUESTION” tanto en el buen como en el mal sentido. Pero lo más importante, lo fundamental que me muero por comentar con ustedes ahora que ya podemos hacerlo libremente es ¿¿¿AUBREY PLAZA LA MEJOR VILLANA O AUBREY PLAZA LA MEJOR VILLANA???? La comadre, con ayuda de todas sus personalidades, cierto, es terrorífica y es la maldad más pura. Tal como me pasó con Taboo (la 4 serie de estas entradas), hay cierto regocijo en volver a ver a estos villanos que son malos porque son malos no más. No niego la gracia de un guión en donde el “villano” tenga motivos ulteriores y donde no todo sea blanco o negro, pero también es cierto que de vez en cuando, sobre todo cuando la ocasión lo amerita, es un agrado ver estos personajes que exudan maldad (y eso que Shadow King, que es en rigor el personaje de Aubrey, tiene como principal motivo la sobrevivencia así que tampoco es que sea tan difícil ponerse en su lugar en ese aspecto)

Lo mejor del personaje de Aubrey, es que aunque los primeros episodios no se entiende (o tal vez yo no entendía) qué pasaba con ella, siempre tenía este… no se qué. Algo que te hace sentirte incómodo sin mayor razón lógica. Hay algunos actores que logran ponerte nervioso con miradas y gestos, pero en el caso de Aubrey (ya somos amigas), yo la vi en Parks and Recreations, así que mi estándar con ella era el de la comedia y la risa y ja ja ja. ¿Quién hubiera podido decir que podía ser tan… inquietante? Además, considerando que su rol era la de ser la personificación de una mente parásito llena de maldad, la tarea no era sencilla y ella dio todo el ancho. La reina de la serie.

Respecto a la serie en sí, y más específicamente al episodio final, confieso que no me gustó demasiado. Nunca esperé que pasara mucho, ni que se resolvieran todas mis dudas porque son como para llenar un conteiner, ni mucho menos que no hubiera un gran Cliffhanger porque ya sabía que había segunda temporada entonces algo teníamos que hacer que nos dejara enganchados para la siguiente temporada. Si, ya estaba en paz con todo eso. PERO el tema es que siento que la serie decidió hacer más parafernalia que darnos algo a lo que aferrarnos hasta la próxima temporada.

Porque OK, Amahl Farouk (que en estricto rigor aún no sabemos quién es o yo no estaba prestando atención) sale del cuerpo de David y termina en el cuerpo de Oliver, y eso debería bastar, pero para llegar a eso tuvimos que pasar casi una mitad de episodio viendo la vida de Clark que aunque no era fome si lo sentí forzado y de relleno. Además pensé que con todas las imágenes apocalípticas y cataclismos que la serie nos ha mostrado, el grupo de mutantes tendría más bajas de las que vimos que son CERO. No es que me queje de que el personaje de Jane Smart siga vivo y la volvamos a ver (yuhu), pero no se me hizo totalmente satisfactorio. Que quieren que les diga.

En el fondo, mi sensación con el último episodio es que fue un reciclaje de todos los episodios pasados, y creo que Legion merecía un poco más de eso. Un poco.

Muchas cosas que decir EAEAEAEAEA.

-Probablemente uno de los desafíos más interesantes de Legion haya sido el tratar el tema de las enfermedades mentales de modo serio dentro de este mundo de superhéroes. Siento que se dieron trabajo en mostrar algunas realidades y en hacer reflexiones importantes acerca de lo difícil que es para la gente con cualquier enfermedad mental, y aterrizarlo incluso a las dificultades (que a veces se nos hacen menores) de la gente que es simplemente distinta al promedio.

-No sé si es fácil de ver para todos, pero lo cierto es que el trabajo de arte de la serie es fabuloso. Dada la dificultad que probablemente representa el llevar a la pantalla “la mente” como escenario, y peor aún cuando el dueño de la mente en cuestión presenta problemas (inicialmente la esquizofrenia y posteriormente a la mente parásito). Por eso la serie echó mano a todos los recursos artísticos de colores, sonidos, movimientos, vestuario, peinados, que tuvo. Y lo hizo muy bien la verdad (punto especialmente importante es la música de todos y cada uno de los episodios). AL final, por medio del arte, se logra dar vida a los distintos recovecos del laberinto que es la mente de David. Aplausos para los que raramente son aplaudidos.

-De todas las personificaciones del Shadow King o Amahl Farouk ¿Cuál les daba más miedo? Sin desconocer lo súper osom de lo osom del papel de Aubrey Plaza (y lo tierno de King), algo tienen el personaje del hombre gordo y el niño más enojado del mundo que, sobre todo cuando todavía no cachas mucho que está pasando con la serie, dan mucho susto. Me voy a quedar con el niño más enojado del mundo porque recuerdo que una de las veces que apareció en los recuerdos de David me hizo saltar de la cama y me dio caleta de miedo. No es que si se me apareciera el hombre gordo no  me darían cinco infartos juntos, pero esa cara enojada como de papel… para hacerse pipí.

-A todo esto, en algún momento (no me acuerdo exactamente cuándo) me cayó la teja de que Clark es el tipo con el ojo de cristal… o de vidrio… o con el ojo raro pues. Entonces, mi duda es la siguiente: ¿La personificación de ese tipo con el ojo raro es solo en la mente de David? ¿Es una proyección de Clark en la mente de David (porque recordemos que ese compadre también estaba en las dimensiones mentales que creó David, como por ejemplo el manicomio)? ¿Es un parásito que se alimenta de Clark? Pero Clark no es mutante, es parte de los “humanos”. ¿Alguien?

-Por otra parte, y aunque me quejé (porque siempre me quejo) de la historia extendida de Clark, se me hace medianamente interesante el hecho de que el tipo logra dar la sensación de que, por ahora, está mínimamente dispuesto a trabajar con los mutantes, pero que el deseo de venganza por lo que le pasó (y que ya dije la serie se dedicó a demostrar en extenso) sigue ahí. Esperando el momento de salir. No me imagino cómo podría él vencer a David considerando que ya tiene control de sus poderes, pero no tengo dudas que encontrarán la forma de hacerlo.

-No he hablado mucho de los personajes en sí, pero quiero rescatar el tema de Syd y Melanie (la novia de David y la “Jefa” de los mutantes, para que se ubiquen). Constantemente a lo largo de la serie hay fricciones entre ellas, porque entienden el mundo y los riesgos de este en forma de distinta. En el último episodio, por ejemplo, Melanie quiere que David lea la mente de Clark, mientras que Syd cree que hay que establecer confianzas y hasta le cuenta a Clark que es lo que pasa realmente, acerca de que David tiene un parásito (Shadow King) que de ser liberado al mundo va a dejar la crema (cosa que finalmente pasa). El asunto es que es Syd quien libera al Shadow King y le da una ruta de escape desde David (¿y no se les hizo muy “beso del verdadero amor” la forma en que lo hace? Disney ha marcado todas nuestras vidas, es hora de asumirlo), y al hacerlo, al salvar al tipo que ama, condena (sin quererlo pero en rigor lo hace) a Melanie a perder al hombre que ama ella y al que ha esperado tanto tiempo, ya que el Shadow King entra en Oliver, justo cuando este había logrado recordar quién era Melanie. ¿Esto va a causar un quiebre dentro de los mutantes? ¿O va a pasar colado? ¿Qué creemos, amigos?

-¿Cómo se relaciona exactamente Legion con el resto de los X-Men? En otras palabras lo que quiero preguntar es ¿puede que en algún episodio de alguna temporada aparezcan versiones B de los personajes de las películas de X-Men, onda un Magneto de televisión? ¿O esta cuestión no funciona así?.


-ME IMAGINO que vieron la escena post créditos.