viernes, 24 de febrero de 2017

Películas 2017. 18/100. The LEGO Batman movie

18/100. The LEGO Batman movie

Probablemente lo que más me gustó de The LEGO Batman movie (creo que no es necesario decirles de que se trata porque con un poco de imaginación pueden sacar de qué va más o menos), son sus personajes secundarios, lo cual no es tanta novedad porque eso es una cosa que las películas LEGO trabajan muy bien. Así como Batman fue un gran personaje secundario en la The LEGO movie, en este caso son los que lo acompañan los que se roban la película (hola Joker. Te pienso).

Partiendo de la premisa que la película me gustó porque es muy entretenida (y los niños lo pasan osom. Mis sobrinos se rieron a carcajadas y eso no es TAN fácil de lograr, sobre todo a medida que crecen), está llena de acción y chistes, es cierto que me gustó menos que esa maravilla de la animación que fue The LEGO movie. Y bueno, es el riesgo que siempre corren las segundas partes (o los spin off en este caso). Parte importante del gusto de la primera película se iba en lo muy osom que era la animación. En este caso la animación sigue siendo osom, pero ya no es una sorpresa.

Además, tal como vimos en la primera película Batman es un imbécil. Una característica que en the LEGO movie se hace adorable y chistosa, pero que en esta además se hace un pelín agotadora. Y justo cuando uno empieza a cansarse (en realidad cuando aparece el pensamiento de cansarse) están todos estos personajes maravillosos alrededor que te hacen dejar de pensar en ello. Igual salen jugando.

Y lo mejor (que ya lo dije pero creo que es importante volver a destacarlo) es que es una película mega "niño friendly". Siempre voy con mis sobrinos al cine y generalmente hay momentos en que pierden la conversación porque... aburridos. En esta estuvieron metidos todo el rato. Y riendo. Riendo mucho.

Everything is awesom 

jueves, 23 de febrero de 2017

Oscar 2017: Quien ganará, o quien creo que ganará o quiero que gane o lo que sea

Siempre me es difícil hacer estas cosas de “predicciones” acerca de quién puede ganar el Oscar, porque es complejo separar quienes quiero que ganen de los que realmente creo que ganarán o quien podría tener más mérito. Así que este año ni siquiera voy a tratar de hacer algo muy elaborado y simplemente iré por categoría poniendo a un posible ganador, y después explicaré BREVEMENTE a pito de qué lo puse. Al final, esto solo me sirve a mí para tener una lista con la cual decirme “Oye no le achuntaste a una” cuando sea la ceremonia, y a ustedes que se dan el trabajo de leer esto para decirme “Oye, no le achuntaste a una” cuando sea la ceremonia.

Además, como hemos conversado otras veces, elegir lo mejor entre películas tan distintas y que buscan cosas tan diferentes (lo mismo corre para actores, actrices y todas las categorías, ya puestos), carece cada vez más de sentido, pero aún así lo hacemos. Porque lo hacemos no más. Lo importante es mantener en mente que lo que es bueno para uno, puede no serlo para otro y todo ese lío (en otras palabras, sin picarse)

Veamos, queridos (Voy a ir de las categorías que más “nos interesan”, a las que “menos nos interesan” para darles la oportunidad de escapar a mitad de camino, si así lo desean)

Mejor Película: La La Land. Realmente creo que esta va a ganar, porque si no lo hace sería un momento OH MY GOD CACHA LO QUE PASÓ EN LOS OSCAR y no tengo mucha fe de que eso ocurra. Personalmente creo que Arrival, Hell or Highwater y Moonlight son mejores que esta, (y también creo que lo es Nocturnal Animals que ni está nominada), pero La La Land despierta algo hermoso y cálido en los tatitas academia, y eso también es bueno.

Mejor Director: Damien Chazelle (La La Land). Creo que lo ganará a pesar de que tengo los mismos reparos que en la categoría anterior (resumidas en que yo le daría el premio a otro director, pero a quien le importa). Eso sí, puede que haya un mínimo, pero mínimo, de nerviosismo, porque a veces a los Tati Academia les da por creerse innovadores y esta es una buena categoría para hacerlo (En cuyo caso me gustaría Jenkins, porque Moonlight no es una cinta fácil de llevar). Últimamente no es una cosa muy común que el premio a mejor película y el premio a mejor director sean para la misma obra.

Mejor Actor: Cassey Affleck (Manchester by the sea) Hasta hace un mes habría dicho que este premio iba a ir si o si a Cassey Affleck y todavía creo que lo hará, pero como que ha perdido… momentum…  Denzel Washington se ha empezado a meter por los palos y un triunfo de él sería una pipa de la paz con la comunidad afroamericana luego del año pasado y el Oscar So White. De todas formas me quedo con Affleck porque su rol me gusta más.

Mejor Actriz: Isabelle Huppert (Elle). Si la Huppert se lleva el Oscar capaz que me dé un desmayo de la pura emoción, porque debe ser el premio que más quiero que se dé. Creo que ella es osom, su rol es mega súper osom, y no le haría mal a la academia reconocer que fuera de Hollywood están pasando (hace caleta de rato) cosas geniales en el cine, ni que existen grandes actrices (y actores) no reconocidos en estas premiaciones. Dicho esto, para mí, el premio a mejor actriz es la madre de las batallas porque están todas muy bien. Tanto así que considero que Meryl Streep está puro robando espacio (Meryl Streep poh!) porque ahí debió estar Amy Addams. Noten el nivel. (Secretamente creo que la con más probabilidades es Emma Stone pero no lo diré en voz alta para no yetear)

Mejor Actor de reparto: Mahershala Ali (Moonlight): El rol es muy bueno, y además ha nacido una suerte de leyenda con actores que ganan Oscar saliendo poco en una película (Ali debe salir unos 20 minutos en Moonlight) De todas formas, Jeff Bridges habría sido mi elección (O Ben Foster que ni lo pescaron)

Mejor Actriz de Reparto: Viola Davis (Fences). Esta categoría es la única que considero que no hay ninguna competencia, independiente de que si hay muy buenas actuaciones en competencia. O sea si Viola Davis no gana este Oscar, es como que Júpiter se saliera de órbita.

Mejor Guión Original: Kenneth Lonergan (Manchester by the Sea). Para mi este será el premio de consuelo para Lonergan y Manchester by the sea (más aún si Affleck no logra manotear su premio), pero personalmente el guión que más me gusta es el de Hell or Highwater (la escena del restaurante y la explicación de qué es la pobreza, me ganan)

Mejor Guión Adaptado: Barry Jenkins (Moonlight) Por las mismas razones que creo que Lonergan ganará el de guión original (hey en ambas estoy partiendo de la base que son buenos trabajos), aunque en este caso, creo que Arrival (un trabajo hermoso) puede dar un manotazo inesperado.

Mejor Documental: O.J Made in America. Básicamente porque además de bien hecho es un trabajo monumental. Aunque Fire at Sea ha ganado festivales importantes, creo que es menos impactante que este (tema que además estuvo aún más en la palestra por la osom serie The People vs O.J Simpson), También tengo la impresión que 13th y "I am not your negro" se van a repartir votos, lo que los dejaría fuera de carrera. De todas formas esta categoría es de las que suele ser un enigma.

Mejor película en habla no inglesa: Toni Erdmann. Al igual que con la categoría mejor actor, hace un tiempo habría dicho que esta era carrera corrida, pero ahora me caen algunas dudas. El problema es que no sé quien podría colársele en ausencia de Elle. ¿The Salesman? En lo personal no me mató como película, pero la protagonista es tan osom que tampoco le haría asco alguno a que se lo llevara, ya que mis dos preferidas (Elle y The Handmaiden) no están.

Mejor película de animación: Kubo and the Two strings. Esta categoría es puro deseo y sueños. Quiero mucho que gane Kubo and the two strings porque la amé y es maravillosa, aunque tiene pocas posibilidades de ganar frente a Zootopia. La única posibilidad que veo es que Moana le robe votos a su par de Disney y esta pueda colarse. Pero es puro wishfull thinking

Aquí empiezan las categorías técnicas, que podrían no interesarles tanto… aunque igual son osom. Yo que ustedes sigo leyendo, principalmente porque de acá en adelante es donde menos creo que tendré coincidencias con los que realmente ganarán, pero NIMIMPORTA.

Mejor cinematografía: Arrival. Yo sé que probablemente el contendor a vencer (como lo será en casi todas las categorías) será La La Land, pero, hay algunos juegos de luces y tomas en Arrival que son realmente para quedar sin aliento. Así que nos vamos a jugar por esta, a pesar de que en el premio del sindicato de cinematógrafos la ganadora fue Lion. Pero bueno….

Mejor Edición: Arrival. Nuevamente la principal contendora a vencer es La La Land (aunque ojo con Hacksaw Ridge que ha ido metiendo la cola en algunas premiaciones) pero Arrival es una película que basa parte importante de su maestría en un muy buen trabajo de edición. No es una historia que se pueda contar si no hay una mano editora firme que te haga seguir pasos específicos.

Diseño de Vestuario: Jackie. Esta es otra de las categorías que en este año en particular es una verdadera batalla, porque el trabajo en las otras nominadas (incluída La La Land) está muy bueno. El vestuario, en todas las nominadas, ayuda a contar la historia, sin embargo creo que en Jackie el apoyo que da a la emotividad contenida de los actores (principalmente la actriz) es genial. En este caso el vestuario era más que simplemente hacer la ropa de Jackie, era darle vida a lo que no podía decir con palabras.

Mejor Diseño de Producción: Fantastic Beasts and Where to Find Them. La verdad no creo que gane (porque La La Land), y no estoy absolutamente segura de que sea el nominado que más me guste (si, Arrival también está en esta categoría), pero se me hace un trabajo tan bruto y algo refinado a la vez, y soy tan Potterhead hasta el día de hoy, que vamos a ponerle una ficha.
  
Mejor Maquillaje y Peinado: Suicide Squad. Solo porque un Oscar en esta película, sin importar la categoría que sea (y maquillaje y Peinado es una categoría más que respetable sobre todo en el cine dedicado principalmente al entretenimiento) haría explotar las cabezas de mucha gente.

Mejores Efectos Especiales: The Jungle Book. Yo sé, amigos Marvel Head, que todas sus esperanzas están puestas en Dr Strange (junto con cierta pica de que NUEVAMENTE esas leseras de Avengers et al no hayan sido nominadas), pero lo cierto es que The Jungle Book hizo alucinar a la crítica como se pensó que no pasaría (por descontado el trabajo de efectos especiales es genial también). Además Dr Strange, de manera natural, debería repartir votos con Rogue One.

Mejor Edición de Sonido. Arrival. De verdad esta película tiene muchas posibilidades de ganar este premio por un trabajo hermoso sobre todo en los silencios. Lo que puede jugarle en contra es que para este galardón en específico los Tati Academia gozan premiando a films de guerra o donde hay harto balazo (o sea la elección natural puede ser Hacksaw Ridge), pero como premio de consenso y como todos están esperando una aplanadora, puede que se lo den a La La Land. De todas formas, acá el team Arrival estará en la barra brava.

Mejor Mezcla de Sonido: Arrival. En serio esta película hizo un gran trabajo en las categorías de sonido. No sé qué más puedo decirles al respecto.

Mejor Partitura Original: La La Land. A mí me gusta mucho más la música de Arrival (que ni la nominaron JA JA JA), o la de Jackie, porque siento que le da mucha fuerza a las escenas, pero si algún Oscar no se debería discutir es este para La La Land en donde la música es todo.

Mejor Canción: City of Stars (La La Land). Básicamente en esta categoría los Tati Academia tuvieron que discutir cual de las dos nominadas de La La Land les gustaba más, y creo que les gustará más City of Stars. Fuera por mí el premio sería para How Far Will I Go de Moana, pero por otra parte Disney puede pasar un año sin ganar este Oscar que casi siempre tiene seguro.

No vi ninguna de las categorías de cortos (corto animado, documental corto, ni película corto), sepan disculpar. Más que falta de tiempo o ganas, la mayoría de los representantes de estas categorías son imposibles de ver, ya sea por medios convencionales o alternativos.

Nos vemos el domingo 26 de febrero.

miércoles, 22 de febrero de 2017

Series 2017. 3/15. The Young Pope

3/15. The Young Pope

Hermanas y hermanos, a continuación me permito recordarles que en algún momento en esta entrada, aparecerán muchos Spoilers de la serie The Young Pope. No de inmediato, sino que cuando les avise, por lo que si quieren saber de qué trata y una opinión general al respecto, bien pueden leer la primera parte de la entrada y después retirarse silenciosamente, en el momento adecuado. Si ya la vieron, se les pide encarecidamente que sigan leyendo, porque hay mucho que conversar de esta serie. Mucho, mucho.

Me acerqué a The Young Pope, pensando en ver una de las variadas formas que existen de retratar la vida eclesiástica, llena de crítica y de a veces mal pensada controversia, esperanzada en que Paolo Sorrentino hiciera un buen trabajo con su sello, pero (lo confieso) creyendo que simplemente iba a ver una historia de un papa joven (Jude Law), con aires revolucionarios (además eso te vende el poster y el trailer en parte). Y nada más lejos, la verdad.

The Young Pope es como nada de lo que había visto en series y probablemente eso sea una de las cosas que más me gustó de ella (no la única porque me gustaron caleta de cosas). No se ve igual, no tiene el mismo ritmo y no se piensa igual que otras series. The Young Pope es una experiencia a la que hay que abandonarse para poder disfrutarla. Algo así como un salto de Fe.

No es una declaración de principios por parte del director ni del elenco, ni tampoco una declaración religiosa. No es una serie que se preste para una sola interpretación, ni una que deba enfrentarse preguntándose a cada rato que es real y que no lo es, o que cosas tienen lógica o que no lo tiene. Nada de eso importa, la verdad, y más que agregar a la serie solo lograría hacer que pierda. Lo que es The Young Pope, es una contradicción en sí misma y un desafío constante, exhilarante, a veces doloroso, gracioso y sobre todo profunda y desesperadamente humano. Porque no existe nada más humano que la divinidad.

La serie comienza (de alguna forma) con un recién electo papa Pio XIII (antes cardenal Lenny Belardo), el cual sueña con los padres que lo abandonaron cuando niño (y que será tema recurrente), y posteriormente con el sueño de una homilía inicial que se sale de toda norma (y que en realidad era una pesadilla), pero que no muestra necesariamente como será la serie. Solo la contradicción. Y es ahí donde la serie extiende la primera invitación, y es la de no verla tratando de dilucidar qué cosas de las que ocurren son “reales” o cuales son sueños o cuales son imaginaciones, porque como dijo Albus Dumbledore alguna vez, que las cosas ocurran en la cabeza de alguien no quiere decir que no sean reales. Y eso vale para toda la vida.

Otra cosa interesante, es que a pesar de cierto prejuicio que pudiera haber antes de verla, The Young Pope es una de las series más respetuosas que he visto con su público. No en el sentido de no tocar “temas controversiales” (de hecho toca muchos), o de presentar verdades que se te han mantenido ocultas (cosa que está TAAAAN de moda colmando la paciencia de muchos de nosotros), sino que en el sentido de tener absoluta confianza en que la audiencia que decida verla es suficientemente inteligente emocionalmente para sacar lo mejor de ella. Parte importante del valor de la serie es dado, si o si, por la apreciación que hace el espectador de ella, la cual puede ser diametralmente opuesta entre unos y otros. No le importa a la serie ser interpretada de manera “correcta”, ya que probablemente no existe una manera correcta de hacerlo, solo existen maneras de hacerlo, y la serie (los que la hacen) confían profundamente en que si la ves, puedes hacerlo.

No es antojadizo referirme a “la serie” como un ente vivo, ya que tengo cierto convencimiento de que toda la gente que trabajó en ella formó un colectivo que amó lo que hizo, y por eso probablemente es tan hermosa. Hermosa visualmente (hay partes que son verdaderos cuadros y creaciones plásticas y además se juega de manera fabulosa con los primeros planos) pero también hermosa en contenido. Es una serie que descansa con toda confianza en el enorme guión que la crea y en el talento de los actores que le dan vida. No es de aquellas que requiere de cliffhangers o finales inesperados para crear de manera artificial las ganas de ver el episodio siguiente, sino que confía en el poder de los momentos que puede crear a partir de miradas, palabras y gestos.

No digo que a todo el mundo le vaya a gustar, no lo creo. Pero si creo que la mayor cantidad de gente debería verla, para amarla u odiarla. Como a Pio XIII y los suyos.

Creo que esta, definitivamente, estará entre mis 5 preferidas del año.

Ahora vienen todos los spoilers del mundo. Si no has visto la serie y pretendes verla, es el momento ideal para ir a darse una vuelta. A ver la serie, por ejemplo.

Para mí (y es importante mantener esto en claro, porque como dije la serie puede significar cosas distintas para cada uno de nosotros y por eso es tan conversable), The Young Pope fue una experiencia fantástica, porque combinó dos de las cosas que más me gustan de las películas y de la televisión. Está llena de trasfondos y significados y además se me hizo muy entretenida.

MUY entretenida. Principalmente porque se me hizo muy fácil (y no estoy segura que tan bien habla esto de mi) identificarme con los personajes. No empatizar o conmoverme con ellos necesariamente sino que identificarme, sentir que yo podría haber reaccionado o actuado exactamente como ellos en las mismas circunstancias. Lo cual nace de la convicción (y no de la impresión) de mi capacidad de ser mezquina y miserable en algunos momentos, a bondadosa y cálida en otras (esta última realización me llevó mucho más tiempo que la primera, ya que estamos confesando cosas. Siempre es más simple encontrarse lo malo antes que lo bueno. Pero generalmente ahí está).

Y esta es una situación en la que se encuentra una parte importante de los personajes de la serie, partiendo por el Papa, que se sabe poderoso, hermoso y manipulador, pero que también se reconoce, aunque sea consigo mismo, cobarde, infantil y con una gran capacidad de bondad cruda que más que reconfortarlo le pesa. Sin embargo el personaje que más me atrajo por esta característica en específico fue el cardenal Voiello, el cardenal secretario de Estado que en rigor es el cerebro del Vaticano (Loco que tremendo papel) que debe ser uno de los personajes con mayor auto conciencia (o self awareness y me perdonarán la siutiquería, pero el concepto en inglés es de lo más preciso que hay) que he visto. El tipo conoce cuales son sus defectos y virtudes a tal nivel, que ya no le pesa la conciencia por tenerlos, si acaso por usarlos. En una escena, le preguntan si nunca ha querido ser papa y el responde que en realidad no “Porque un Papa debe inspirar confianza, y yo hago todo menos eso”

Se me hace medio injusto intentar apuntar de manera específica tres episodios preferidos o que considere más importante que otros, porque cada episodio es un mundo en sí mismo, aunque hay un hilo central que une toda la serie. Sin embargo hay momentos y situaciones específicas que para mi fueron o muy significativas o simplemente me gustaron mucho porque sí. Veamos que sale de esto.

-Aunque suene curioso, me encantó la postura extremadamente conservadora de Lenny con respecto al manejo de la Iglesia, no necesariamente porque esté de acuerdo con ella, sino que porque sirvió para que pudiera ir cediendo por medio de conversaciones y porque muestra una idea muy opuesta a la que mucha gente cree que se debe tener y que crea una contradicción inmediata considerando la juventud del papa. Un guión de menor calidad podría haberse visto en aprietos tratando de manejar todo, pero este guión en particular logra salir airoso de muchos problemas que él mismo se busca. Para mí la conversación que El Papa y el Cardenal Spencer sostienen acerca del aborto, debería ser vista por todas y cada una de las personas (sobre todo católicos) que entran en esa discusión. Es reflexiva, respetuosa, documentada y asume que el otro tiene puntos en los que sostenerse.

-Tocando el punto anterior, también me fascinó toda la secuencia del mensaje del Papa a los Cardenales (que ocurre en el episodio 5), desde que Lenny decide que va a dar el discurso, hasta que este termina. Me encantó porque hay algo explosivamente adolescente en todo ello. Como una rabieta interior que ha luchado por ser escuchada, pero que tiene un fondo que incluye alguna reflexión interesante. Cuando El Papa se viste para la reunión, sale la canción I’m Sexy and I know it, y eso me dio la impresión de un adolescente que se está preparando para una fiesta a la que está esperando desde hace meses.

-Si bien hay mucho simbolismo en la serie, eso no significa que sea una serie de “sutilezas” Por el contrario es bastante bruta (de hecho en algunas ocasiones roza el AY PARFAVAR, pero sale airosa). Partiendo por los créditos de cada episodio, en donde el papa va caminando frente a unos cuadros y en estos va una estrella que finalmente se transforma en un meteorito que quema todo. Ninguna sutileza al respecto. Pero a veces eso se agradece. Después de tantas series y películas que se prestan para ambigüedades, es bueno ver una que te escupa cosas.

-Me fascinó la terrenalidad de la serie. Aunque trata temas divinos, al final todos los conflictos y la humanidad de los personajes radican en cosas meramente terrenales. Desde el trauma de Lenny de haber sido abandonado por sus traumas, hasta el fanatismo extremo de Voiello por el futbol.

-Por otra parte, me encantó el trato de lo divino como algo… usual. Como algo que no debería sorprendernos tanto porque siempre está ahí y si uno se detuviera a meditarlo, le sería mucho más fácil de ver. Además me gustó mucho el punto que la serie trata de hacer respecto a lo que entendemos como Santidad. En la serie, al final, a pocos les cabe duda de que Pio XIII sea Santo, pero si varios siguen dudando de que sea una persona bondadosa (incluso el propio Lenny lo duda). Y eso es porque el Santo, no es necesariamente un tipo bondadoso, es simplemente un tipo o tipa, quien quiera que sea que tiene una conexión especial con Dios. Usualmente esa conexión tiene cierta unión con el hecho de ser bondadoso, pero no es absolutamente necesaria. ¿Si o no que es osom pensarlo?

Pensamientos Random (la serie en si misma es como un pensamiento Random)

-Ya lo he dicho, pero nunca está de más volver a destacar lo OSOM que es el reparto de la serie. Es fácil resaltar el excelente papel de Jude Law, pero sería de una injusticia feroz quedarse en él solamente, porque si hay una serie cuyo éxito es  colectivo, es esta. Lo mejor es que el reparto, tal como la ciudad del vaticano, es tremendamente variopinto. Destaco de manera especial, aunque me quedo corta porque hasta el último actor, hasta el canguro, lo hacen genial, a Silvio Orlando (Voiello), Javier Cámara (Gutierrez), James Cromwell (Spencer), Diane Keaton (Sister Mary) y Cécile de France (Sofía). Los quiero mucho.

-Pocas veces he sido más fan de una relación amorosa que de la relación platónica de Sister Mary y del Cardenal Voiello. Las escenas de ambos son fabulosas y llenas de algo superior a la ternura, y el rostro de Voiello cuando Sister Mary se va al Africa me encogió un poquito el corazón.

-No voy a decir nada respecto al Canguro del Papa. Nada. Cada cabeza debería tener el derecho de hacerse su propia idea de él.

-Las escenas del Papa vestido con toda la gala me daban mucha risa. Creo que era la intención de la serie mostrar que mientras más opulencia, más gracioso puede ser el personaje.


-¿Qué creen ustedes que pasó con el tipo de los Estigmas? ¿Está en el fondo del Tíber?

jueves, 16 de febrero de 2017

Películas 2017. 17/100. American Pastoral

17/100. American Pastoral

Para empezar creo que es pertinente decir que nunca he leído Pastoral Americana (o American Pastoral) a pesar de saber que es un libro considerado como parte de la literatura fundamental de USA.

Y creo que me jugó bastante a favor no haberlo hecho, porque aunque no encontré que la película sea buena, tampoco creo que sea excesivamente mala, como si podría haberlo encontrado en caso de haber leído el libro (peor aún en caso de haber leído el libro y que para colmo me gustara. Imaginen)

La película (y el libro, asumo) trata de una familia gringa ejemplar. Con dos padres preciosos, que son la viva imagen de lo que se esperaba para la época de lo que debería ser un gringo a seguir y  a quienes la vida parece recibir con los mejores augurios. Unos modelos de tipos. Con una hija preciosa también, pero que a medida que creció, fue teniendo ideas que se consideraban fuera de toda norma para lo que una niña bien debía pensar, y que posteriormente fueron francamente peligrosas. Hasta que todo se sale de madre.

Mi principal sensación con la película, es que no se logró adaptar bien el libro (Si, sin haberlo leído). Tengo la idea que el libro logra transmitir sensaciones que la película no es capaz de captar a pesar de que en algunas partes realmente se esfuerza. Que había una desesperación profunda y no solamente el desconcierto que logra finalmente dar la película. Que hay locura, histeria, y una profunda desesperanza, que no lograron ser transmitidas. Probablemente porque para esas sensaciones hace falta paciencia y tiempo, raramente se dan de un día para otro… y la película trató de crearlo en dos horas, en donde además debieron meter muchas cosas más.


Supongo que Ewan McGregor pudo elegir algo más simple para ser director por primera vez, pero tampoco le puedo criticar el tener coraje y arrojo. Para la próxima será Ewan. La próxima.

jueves, 9 de febrero de 2017

Películas 2017. 16/100. The edge of seventeen

16/100. The edge of seventeen

Mi problema con las películas que se tratan acerca de esa época en que se pasa a ser "mayor de edad" es que para mi, en lo particular, esa etapa no fue para nada la calamidad que muestran estas películas. De hecho, no he tenido ninguna edad calamitosa (y espero que siga así). Entonces, me es imposible tener la empatía que muchas personas que conozco tienen mientras comentan "ay si, esa edad es terrible"

Dicho esto, The Edge of Seventeen es una muy entretenida película, con suficiente comedia y drama como para mantenerte atenta. No es nada nuevo bajo el sol si es que vieron las películas de adolescentes que se pusieron tan de moda en los 80, y de hecho es bastante predecibile, pero eso no le quita que tiene buen ritmo, partes y diálogos chistosos, y una que otra cosa media reflexiva.

Ahora, lejos, pero lejos lo mejor que tiene la película es Hailee Steinfeld que hace un papel osom. No es novedad que es una buena actriz, en todo caso. Me acuerdo cuando vi True Grit, mientras todos alababan (justamente) a Jeff Bridges, yo no podía creer lo increíble que era la cabra chica que salía. Ahora repite con una actuación de aquellas memorables.

Película ideal para una tarde de verano.

Check

martes, 7 de febrero de 2017

Películas 2017. 15/2017. Lion

15/2017. Lion

Lion, trata acerca de un niño de más o menos 5 años de la India, llamado Saroo (que es interpretado por un niñito delicioso), que una noche en la que acompaña a su hermano a buscar trabajo, sin querer se sube a un tren, se queda dormido, y el tren lo lleva a Calcuta (la cual queda más o menos a 1600 km de donde el vive). Perdido, logra sobrevivir en Calcuta (cosa que no es nada fácil), hasta que es adoptado por un matrimonio Australiano (con una fantástica Nicole Kidman). 25 años después a Saroo le viene la inquietud no solo de buscar a su mamá y hermano, sino de poder decirles que está bien.... y los busca por google earth.

Lion es de esas películas en donde uno usualmente diría "ay pero que hollywoodense, como va a pasar algo así. Es inverosímil", excepto que la historia es real (de hecho al final sale el verdadero Saroo, quien obviamente no se parece ni de cerca a Dev Patel, pero detalles).

Está muy bien construida, y lo mejor es que si bien la película pudo querer mostrarnos una historia que obviamente y con justa razón podría habernos mantenido llorando de principio a fin, no busca eso. Busca mantenernos interesados y eso lo logra con creces. Como ya dije el niñito que hace de Saroo es fantástico, y creo que Nicole Kidman tiene una de las grandes actuaciones que le he visto en el último tiempo.

Además, por fin encontré una historia que cumple con conceptos básicos, por ejemplo que todos en india hablan o Bengali o Hindi, y de forma muy secundaria el inglés.

Hay cosas que no me hicieron mucho sentido, pero supongo que tendría que leer el libro para saber si salen así o en la película las muñequearon un poco, simplemente porque es película. De todas formas las cosas son pocas así que tampoco es para ponerse a alegar.

Sobre todo Lion es un a historia de esperanza y de no darse nunca por vencido. Y en estos tiempos, a veces es bueno ver de esas películas.

domingo, 5 de febrero de 2017

Películas 2017. 14/100. Nocturnal Animals

14/100. Nocturnal Animals

Que buena película es Nocturnal Animals (¿se nota que me gustó mucho?). Es un poco difícil decir de que se trata en rigor, pero dejemos en que se trata de una tipa, exitosa artista, que recibe el manuscrito de una novela escrita por el ex marido, y lo lee. Una historia violenta y terrible, que, por ponerlo de alguna forma, la afecta bastante y se empieza a entrelazar con su propia historia (no es un muy buen resumen pero por ahora servirá).

Puede que Nocturnal Animals no sea una película fácil de ver, porque en realidad es como un gran rompecabezas que cada uno tiene que ir descifrando de la manera que más le guste. Ir juntando piezas hasta que haga sentido. Sin embargo, y no es que esto sea un pelambre a Tom Ford, por momentos se siente más como un cuadro plástico que como una película, cosa que solo puede deberse al director. Hay escenas que son realmente hermosas de mirar.

Sin embargo, a mi parecer, la gran fortaleza de la película son los actores. Partiendo por Amy Addams que cada vez es más gloriosa. Sobre todo en este papel que no es nada parecido a lo que le he visto anteriormente. Probablemente, el problema de Amy para esta entrega de Oscar (a la que no está nominada) es que repartió votos entre esta película y Arrival y por eso al final no agarró ni pan ni pedazo, pero no te preocupes Amy, todos sabemos lo muy osom que eres. Michael Shannon, por otra parte, también es la vida misma. 

Los personajes de Nocturnal Animales son, sobre todo los personajes masculinos, tipos que no tienen nada que perder, nacidos de un imaginario que lo perdió todo, por eso son tan.. feroces. Por decirlo de alguna forma, son las proyecciones de una vida que se vivió a medias, en la que no se tuvo suficiente fe.

Me gustó mucho Nocturnal Animals. Mucho más que otras que si manotearon nominación a mejor película.... bah pero ya sabemos como son estas cosas.